Musulmanes Rohingyas esperan reacción del mundo islámico

Musulmanes Rohingyas esperan reacción del mundo islámico

Los musulmanes rohingyas, representan 4% de la población total de Myanmar (Birmania), pero es una franja de la sociedad no reconocida por el estado y agredida por los budistas. Desde junio de 2012, 240 musulmanes han sido asesinados y 140 mil han sido expulsados de sus hogares en el estado de Rakhine occidental.

Myanmar cuenta con un 90% de su población budista, 60 millones de personas y un 4% de población musulmana, unos 8 millones de musulmanes, y de estos 1 de cada 6 es Rohingya. Pero ellos son inexistentes para el gobierno. En el censo nacional se numeran 135 categorías étnicas, pero obviamente la etnia Rohingya está ausente en la lista.

Considerada por las Naciones Unidas, como la comunidad más perseguida en el mundo, los Rohingyas esperan una reacción del mundo islámico y piden a gritos ayuda de los musulmanes del mundo. Mujeres, hombres y niños, sufren la limpieza étnica iniciada por los budistas del país, liderados por el extremista monje Ashin Wirathu, y son considerados como apátridas, ya que el gobierno birmano rechazó la resolución votada por la Asamblea General de la ONU en noviembre 2014, que estipula conceder la ciudadanía birmana a los musulmanes.

Pero desde el 2012 la violencia se ha incrementado en contra de esta minoría étnica y religiosa. Pueblos enteros, escuelas, mezquitas han sido atacadas y quemadas por movimientos budistas, muy a menudo ayudados por las fuerzas de seguridad. La propia Human Rights Watch denunció la limpieza étnica que viven los musulmanes Rohingya y la impunidad del estado contra los crímenes humanos que vive su población.

La campaña anti musulmana está liderada por algunos monjes budistas, quienes dicen que sus acciones van en consonancia con la demanda de su fe. El movimiento 969 es la principal organización anti-Rohingya. Su nombre viene dado por los 9 atributos de Buddha, las 6 cualidades de sus enseñanzas y las 9 cualidades de los monjes. Su lider es Ashin Wirathu. Este monje de 46 años usa las redes sociales y DVD’s para predicar su odio hacia el Islam y a los musulmanes de su país.

Rohingya es una comunidad étnica musulmana que vive en Myanmar, cerca de Bangladesh, cuyo asentamiento en la antigua Arakán fue hacia el siglo VII por comerciantes de la actual Mongolia, países árabes y Bengala (dividida entre Bangladesh y la India). Sin embargo, las mayores migraciones fueron a partir del siglo XIX con la ocupación británica. 

Los rohingya fueron privados de ciudadanía en 1982 por Myanmar, debido a las diferencias étnicas y religiosas. Muchos de los musulmanes de Birmania, fueron trasladados por los colonos británicos desde la India. Los británicos los esclavizaron y fueron violentos con ellos.

Hace más de tres décadas que la comunidad rohingya, sobrevive sin ningún tipo de ayudas, sin asistencia sanitaria, con impuestos elevados y trabajos forzosos, y con restricciones para el matrimonio, acceso a la educación, desplazamientos por el país y el trabajo, y ejecuciones extraoficiales, entre otras consecuencias negativas. 

Los musulmanes del país asiático necesitan urgentemente una reacción de orgullo de los gobiernos musulmanes, y no condenas, a fin de poner fin a la situación dramática que vive esta comunidad.

Coment� la nota