El mundo judío cumple el ayuno de Asará Betevet, que recuerda el sitio babilónico a Jerusalem

El mundo judío cumple el ayuno de Asará Betevet, que recuerda el sitio babilónico a Jerusalem

El día 10 de tevet (Asará Betevet) es uno de los ayunos establecidos en el calendario judío, que se observa desde antes de la salida del sol y hasta el crepúsculo.

Fue establecido debido a que este día de 588 a. E. C. comenzó el sitio babilónico a Jerusalem que terminó con la caída de la ciudad y la destrucción del primer Beit HaMikdah (Templo) por Nabucodonosor, un año y medio después, el 9 de av de -586, y el exilio posterior.

“En el noveno año de su reinado, en el mes décimo, el diez del mes, vino Nabucodonosor, rey de Babilonia, con todo su ejército contra Jerusalem; acampó contra ella y la cercaron con una empalizada” (Melajim Bet -Reyes II-, cap. 25, vers. 1; y también en Iejezquel -Ezequiel-, cap. 24, vers. 1 y 2).

El 10 de tevet es uno de los cuatro días de ayuno del calendario judío, y en el TaNa”J (Biblia hebrea o Antiguo Testamento) se lo denomina (Zejariá -Zacarías-, cap. 8, vers. 19) el “del décimo mes” a partir de nisán, cuando se concretó la salida de la esclavitud en Egipto.

Los otros son el 17 de tamuz, que conmemora la penetración a través de los muros de Jerusalem (foto); el 9 de av, por la destrucción del primero y segundo Beit HaMikdash (Templo de Jerusalem); y el 3 de tishrei, por el asesinato de Guedaliá.

Pero también se recuerdan otros dos hechos acaecidos en los días previos al 10 de tevet, que los jajamim (sabios) de la época talmúdica consideraron trágicos para el Am Israel (Pueblo de Israel): la traducción del TaNa”J al griego y el fallecimiento de Ezra, el Escriba, ya que no era lógico establecer una norma que obligase a realizar tres días de ayuno seguidos.

Traducción del TaNa”J

El 8 de tevet, el rey Ptolomeo de Egipto forzó a los eruditos judíos a reunirse y traducir el TaNa”J al griego.

El Talmud relata que 70 jajamim fueron ubicados en cuartos separados y se le ordenó a cada uno realizar su propia traducción, las cuales resultaron idénticas.

Los jajamin consideraron este hecho como negativo, y en el Talmud se afirma que cuando la traducción se dio a conocer, “la oscuridad descendió al mundo”, debido a que ello fomentó que los judíos se asimilaran a la cultura griega y dejaran de lado las leyes y costumbres tradicionales del Am Israel.

La Septuaginta se convirtió posteriormente en el Viejo Testamento de las biblias cristianas.

Muerte de Ezra, el Escriba

El 9 de tevet falleció Ezra, el Escriba, quien -junto con Nejemia- lideró el regreso de miembros del Am Israel a Éretz (la Tierra de) Israel desde Babilonia y construyó el segundo Beit Hamikdash.

En el Talmud se compara a Ezra con Moshé, pues “si la Torá no hubiese sido entregada por medio de Moisés, podría haber sido entregada a Israel por medio de Ezra”.

Hombre de un carácter incorruptible, gran compasión, profunda visión y erudición y mucho carisma, Ezra detuvo la ola de matrimonios mixtos que afligió a los judíos que volvían a Jerusalem, fortaleció la observancia pública y privada del Shabat y fomentó el conocimiento mediante el estudio de la Torá Oral.

Kadish de Duelo para las víctimas de la Shoá

Cuando se conoció el impacto de la Shoá, el Gran Rabinato de Israel estableció que el 10 de tevet sea el día de recordación de sus víctimas, lo cual luego fue modificado por la Knesset (Parlamento del Estado de Israel) en 1951 y se dispuso que el 27 de nisán sea considerado el Día de Recordación de los Mártires y Héroes de la Shoá. 

Ante esta situación, las máximas autoridades rabínicas israelíes determinaron que el 10 de tevet se recite el Kadish de Duelo por aquellas víctimas de la Shoá cuya fecha exacta de fallecimiento se desconoce.

Coment� la nota