AJC: “La muerte de Nisman fue un golpe más a la falta de justicia” en la causa AMIA

AJC: “La muerte de Nisman fue un golpe más a la falta de justicia” en la causa AMIA

Juan Dircie, el director asociado del Instituto Latinoamericano del Comité Judío Americano (AJC, por sus siglas en inglés), afirmó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que “aparte de lo que dicen en Buenos Aires, que el fiscal fue la víctima 86 del atentado, también la muerte de Nisman es una vez más el asesinato de cada una de las 85 víctimas”. Además, aseguró que en Estados Unidos impactó mucho la noticia.

“El AJC todos los años realiza un evento el 18 de julio para recordar a las víctimas del atentado y exigir justicia. El último año habíamos tenido a Miguel Bronfman, que es el abogado de la causa AMIA, porque entendíamos la necesidad de avanzar imperiosamente en la búsqueda de justicia”, agregó el dirigente, luego de participar en el acto de la comunidad Judía de Miami, organizado también por la sinagoga Beth Tora junto con el Consulado de Israel en Miami.

“Aquí en Estados Unidos, a pesar de la distancia geográfica, en Miami lo que pasa en Latinoamérica está muy presente. El tema de la muerte del fiscal apareció prácticamente en todos los medios de comunicación. La conmoción fue realmente mundial, la dimensión de lo que pasó excede ampliamente las fronteras de la República Argentina”, aseguró.

Dircie expresó que “aparte de lo que dicen en Buenos Aires, que el fiscal fue la víctima 86 del atentado, también la muerte de Nisman es una vez más el asesinato de cada una de las 85 víctimas”.

Además, contó que compartió con la Comunidad Judía de Miami algunas estrofas de “La marcha de la bronca”, de Pedro y Pablo: “Para los que crecimos en Argentina entre los ‘70 y los ‘80 era un himno. Y cuando pasó lo de Nisman lo que sentía era bronca, indignación. Cuando leí la letra no podía creer lo actual que era cuando habla de ‘bronca porque matan sin descaro, pero nunca nada queda claro / bronca cuando a plena luz del día sacan a pasear su hipocresía’”.  

La manifestación fue un servicio de Kabbalat Shabbat que se realizó la semana pasada, donde hubo casi mil personas. La iniciativa partió de la sinagoga Beth Torá, donde está el rabino Mario Rojzman, y participó como invitado especial analista político Andrés Oppenheimer. “La idea fue promover un espacio para la reflexión y el homenaje a Nisman, en reclamo de justicia tanto por la causa AMIA como por que se esclarezca la muerte del fiscal”.

“Entre el público había una indignación generalizada. Creo que lo que había era un número muy grande de argentinos, pero también había muchos latinoamericanos que venían para expresar un poco el absoluto shock que generó la noticia y todos coincidían con el pedido de ‘basta de impunidad’ y de ‘justicia inmediata’”, concluyó.

Coment� la nota