Más de la mitad "consideraría" ordenar a mujeres diaconisas

Más de la mitad

Un 97% de los prelados estadounidenses están comprometidos con aumentar la participación de las mujeres en el liderazgo eclesial, y más del 60% cree que serían de ayuda en las misas o en los ministerios de la caridad.

Un 54% de los obispos estadounidenses "consideraría" ordenar a mujeres diaconisas si el Papa y la Conferencia Episcopal del país dieran su visto bueno a la reinstitución de este ministerio.

Esta es la principal conclusión de una nueva encuesta del Centro de Investigación Aplicada en el Apostolado (CARA), de la Universidad de Georgetown, que también ha revelado que un 97% de los prelados norteamericanos cree que su diócesis está comprometida con aumentar la implicación de las mujeres en el liderazgo eclesial.

La cuestión de la posible reintroducción del diaconado femenino -ministerio que se fraguó rápidamente en la Iglesia primitiva luego para existir durante al menos un milenio- ha estado en boca de todos después de que dos miembros de la Comisión del Vaticano sobre las diaconisas, Phyllis Zagano y Bernard Pottier, sj, revelaran que el Papa Francisco ya tiene sobre la mesa el informe de este organismo. "Depende de la Iglesia hacer ruido" respecto a una posible reinstitución de este ministerio, sostuvo Zagano, catedrática de la Universidad Hofstra de Nueva York, añadiendo que el Papa "sabrá el momento de decir algo" sobre el informe.

Y es que el momento y las formas parecen serlo todo, o al menos respecto al panorama en los Estados Unidos. Si bien es cierto que solo un 33% de los obispos de este país afirma que la Iglesia "debe" ordenar diaconisas a las mujeres, y solo un 41% opina que la ordenación de mujeres es "teóricamente posible", un 79% de los prelados cree que si el Papa le diera su visto bueno la Conferencia Episcopal del país dejaría la decisión final en manos de los respectivos obispos.

Es cierto que los obispos estadounidenses tienen sus reservas a la hora de poner en la práctica el diaconado femenino, sobre todo por la oposición de los ministros y fieles varones o por el temor de que la ordenación de diaconisas llevaría a llamadas cada vez más insistentes de ordenar a las mujeres curas, según el sondeo de CARA. Pero también es verdad que una amplia mayoría de los mitrados estadounidenses cree que las diaconisas serían de "bastante" o "mucha" ayuda en la Iglesia. Un 61% considera que lo serían en las celebraciones litúrgicas, un 71% en las celebraciones de la Palabra y un abrumador 83% en los ministerios de caridad.

Dada la eventualidad de que Francisco sí decidiera dar luz verde a que hubiera en la Iglesia mujeres diaconisas de nuevo, el camino a seguir presumiblemente sería uno parecido al que se siguió con la reintroducción del diaconado permanente tras el Concilio Vaticano II, según apunta America. El Papa delegaría la decisión en los episcopados nacionales, que decidirían si quisieran reinstituir el ministerio en sus países, y luego la decisión final de ordenar a las mujeres estaría en manos de los obispos individuales.

Coment� la nota