Misas por la beatificación del cardenal Pironio

Misas por la beatificación del cardenal Pironio

Este domingo 8 de febrero, a las 11, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani SDB, presidirá una celebración eucarística en la basílica de Nuestra Señora de Luján pidiendo por el eterno descanso del siervo de Dios cardenal Eduardo Pironio, al cumplirse 17 años de su fallecimiento. También habrá una misa en la catedral de Mar del Plata el jueves 6 de febrero, a las 20.

Este domingo 8 de febrero, a las 11, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani SDB, presidirá una celebración eucarística en la basílica de Nuestra Señora de Luján pidiendo por el eterno descanso del siervo de Dios cardenal Eduardo Pironio, al cumplirse 17 años de su fallecimiento. 

La misa será un punto de encuentro para adherentes de la Acción Católica Argentina, de la que el cardenal Pironio fue asesor general y gran animador. También estarán presentes miembros de la Pastoral de Juventud de la Conferencia Episcopal y los responsables de llevar adelante el proceso de beatificación. Luego del oficio religioso se rezará un responso en el altar lateral del santuario, donde descansan los restos del purpurado. 

En la diócesis de Mar del Plata, de la que Pironio fue obispo, también habrá una misa: será el jueves 5, a las 20, en la catedral de los Santos Pedro y Cecilia. Una hora antes se realizará una semblanza de su vida. Durante la Eucaristía, presidida por el obispo Antonio Marino, se conferirá el ministerio del lectorado al seminarista Gustavo Garzón. 

El siervo de Dios 

Eduardo Francisco Pironio nació en Nueve de Julio, provincia de Buenos Aires, el 3 de diciembre de 1920, y murió en Roma el 5 de febrero de 1998. Completados sus estudios eclesiásticos en el Seminario San José, de La Plata, fue ordenado sacerdote el 5 de diciembre de 1943. 

Tras su ordenación fue nombrado asesor eclesiástico de los Jóvenes de Acción Católica (AJAC) de la diócesis de Mercedes, y posteriormente fue designado Asesor Nacional de la Acción Católica Argentina. 

Fue obispo auxiliar de La Plata y luego obispo residencial de Mar del Plata. Durante un tiempo fue secretario y luego presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam). En 1975, el papa Pablo VI lo llamó a Roma y lo designó prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. 

Más tarde, Juan Pablo II lo designó presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, desde el que promovió las Jornadas Mundiales de la Juventud. Falleció el 5 de febrero de 1998; apenas ocho años después, más precisamente el 23 de junio de 2006, se abrió en Roma la fase diocesana del proceso de beatificación y canonización, cuyo principal actor es la Conferencia Episcopal Argentina.

Coment� la nota