Miles de fieles caminaron con la Madre del Valle en la procesión

Miles de fieles caminaron con la Madre del Valle en la procesión

Peregrinos de varias provincias arribaron desde el jueves para participar de la celebración.

Una enorme cantidad de fieles marianos acompañó la imagen de la Virgen del Valle en la procesión que se realizó ayer a la tarde, y que marcó así el cierre de las celebraciones marianas de este año.

En este marco, de acuerdo con los datos oficiales recolectados por el personal de la Policía de la Provincia, apostados en los puestos camineros de ingreso a la Capital, desde el pasado jueves a las 6 hasta ayer a las 14, ingresaron 108.267 mil peregrinos desde las provincias limítrofes (en particular desde Santiago del Estero y Tucumán) y alrededor de 40.090 vehículos, desde combis, colectivos, automóviles, motocicletas y bicicletas. La cantidad de fieles que ingresó (muchos regresaron a sus provincias antes de la procesión) provocó cierta saturación tanto en la circulación vehicular dentro del ámbito del centro de la ciudad como hacia los principales puntos de confluencia de los peregrinos, como la Gruta de Choya.

La solemnidad de la procesión se concretó, como es habitual, con una gran cantidad de fieles que acompañaron la imagen en su recorrido. Esta peregrinación pudo hacerse con una temperatura mucho más tolerable que el calor agobiante de los días anteriores.

Al dirigir su mensaje, el obispo diocesano Luis Urbanc orientó sus palabras hacia los laicos de la Iglesia, al inaugurar este año dedicado a la misión a los Fieles Laicos y cerrar el que se destinó a la niñez y la adolescencia.

En un tramo de su discurso, Urbanc le rogó a la Virgen del Valle que los laicos puedan ser "sal y luz" y que se profundice su compromiso con el prójimo. Y en otro pasaje, tuvo palabras particularmente fuertes dirigidas hacia quienes consideró "mercaderes de la muerte" para que conviertan su modo de vida.

"Con atrevimiento te ruego que arranques del Corazón de tu Bendito Hijo la gracia de que desaparezcan, fruto de una sincera conversión, los mercaderes de la muerte, los vende-patria, los corruptos, los fabuladores, los violentos y los deformadores de la naturaleza humana, que Tú sabes muy bien cuánto te necesitan y cuánto te hacen sufrir", expresó el Obispo.

El final de la celebración fue muy emotivo, con un cielo teñido de pañuelos blancos que despidieron la imagen de la Madre del Valle.

Silla de ruedas

Un peregrino de la ciudad tucumana de Lules recorrió en silla de ruedas más de 230 kilómetros desde su casa hasta la Catedral Basílica de la Virgen del Valle. Es René Barrionuevo, de 22 años, y que realizó el recorrido para defender los derechos de las personas con discapacidades físicas.

Coment� la nota