Legionarios: Aprueban Constitución de las consagradas y laicos

Legionarios: Aprueban Constitución de las consagradas y laicos

El Vaticano admitió como Sociedades de Vida Apostólica a las ramas masculinas y femenina. La decisión es otro paso en el proceso de renovación del movimiento fundado por el sacerdote Marcial Maciel, quien llevó una vida licenciosa y fue acusado de abusos.

El Vaticano ha reconocido las constituciones de las consagradas y laicos del movimiento eclesial de los Legionarios de Cristo, el Regnum Christi, en un nuevo paso en el camino de renovación de esta congregación religiosa.

Fuentes del Regnum Christi informaron hoy a Efe de que la Santa Sede ha entregado a las consagradas y laicos de este movimiento católico internacional los decretos pontificios que aprueban sus Constituciones y los reconocen como Sociedades de Vida Apostólica.

"Con este reconocimiento oficial, la Iglesia expresa que las consagradas y los laicos consagrados del Regnum Christi son reconocidos como un don que contribuye a la misión de la propia Iglesia", dice un comunicado del movimiento eclesial.

También lo consideran un paso para formar junto a los Legionarios de Cristo en el futuro "una federación" en la que este movimiento eclesial de laicos pide tener derecho a voto en las decisiones de la congregación.

Desde el pasado martes hasta el 5 de diciembre, 91 representantes de las diferentes vocaciones del Regnum Christi -Legionarios, consagradas, laicos consagrados y seglares- se reúnen en Roma para la segunda parte de su Asamblea General.

Los representantes proceden de catorce países: Alemania, Argentina, Austria, Brasil, Canadá, Chile, Italia, México, El Salvador, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia y Venezuela.

El principal objetivo es proseguir su proceso de configuración canónica y acordar el texto del estatuto de la futura federación del Regnum christi, que deberá después se ratificado por el papa.

Los legionarios de Cristo, congregación religiosa con casi mil sacerdotes y 700 seminaristas en todo el mundo, y este movimiento se encuentran en un proceso de renovación por los escándalos sexuales y de drogas de su fundador, Marcial Macial, fallecido en 2008.

El entonces papa Benedicto XVI condenó en 2006 a Maciel por sus "gravísimos e inmorales" comportamientos y ordenó una inspección en 2010, de la que se sugirió una profunda revisión de la congregación.

Los Legionarios acometieron posteriormente un renovación interna, acompañada por la Santa Sede, pidieron perdón por lo sucedido bajo la dirección de Maciel y confirmaron que no podrán volver a proponer ninguno de sus textos, que eran la base de la congregación.

Coment� la nota