Jornada Mundial de la Vida Consagrada

Jornada Mundial de la Vida Consagrada

El próximo lunes 2 de febrero, con el lema “Amigos fuertes de Dios”, se celebra en todo el mundo católico la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, instituida por san Juan Pablo II en 1997, en la festividad de la Presentación de Jesús en el templo. En esta ocasión la Jornada Mundial es especialmente importante porque la Iglesia celebra el Año de la Vida Consagrada. Por este motivo, el papa Francisco presidirá ese día una santa misa en la basílica de San Pedro.

El próximo lunes 2 de febrero, con el lema “Amigos fuertes de Dios”, se celebra en todo el mundo católico la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, instituida por san Juan Pablo II en 1997, en la festividad de la Presentación de Jesús en el templo. 

En esta ocasión la Jornada Mundial es especialmente importante porque la Iglesia celebra el Año de la Vida Consagrada. Por este motivo, el papa Francisco presidirá ese día una santa misa en la basílica de San Pedro. 

La celebración de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada invita, antes que nada, a expresar un vivo agradecimiento por el testimonio evangélico y el servicio a la Iglesia y al mundo ofrecido por todos los religiosos, religiosas, miembros de institutos de vida consagrada con sus acciones cotidianas, con su ministerio y con el carisma transformado en apostolado. Abrazando la Cruz de Cristo, hombres y mujeres en todo el mundo hacen que el Evangelio se difunda hasta los últimos confines de la tierra. 

El Año de la Vida Consagrada -28 de noviembre de 2014 al 2 de febrero de 2016- comenzó el 28 de noviembre de 2014 con una vigilia de oración en la basílica de Santa María la Mayor y al día siguiente con una misa solemne en la basílica de San Pedro presidida por el prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, cardenal Joao Braz de Aviz. Fue convocado el pasado 29 de noviembre por el papa Francisco al final de un encuentro con 120 Superiores generales de los Institutos masculinos y recogiendo la sugerencia de los jefes de congregaciones, después de haber escuchado a muchos consagrados. 

Durante el Año de la Vida Consagrada se espera del Santo Padre una nueva constitución apostólica sobre la vida contemplativa en lugar de la actual “Sponsa Christi”, promulgada por Pío XII en 1950.

Coment� la nota