El interior de la Basílica de la Natividad

La Basílica de la Natividad, en Belén, es uno de los templos cristianos en uso más antiguos.

Fue construida sobre la cueva, más conocida como portal de Belén, donde tradicionalmente se cree que nació Jesús.

La primera edificación de este templo data del siglo IV después de Cristo, por orden del emperador romano Constantino I.

El carácter austero y sencillo de la Iglesia de la Natividad en Belén, uno de los sitios más importantes de la Cristiandad, contrasta con la parafernalia navideña actual.

La Basílica de la Natividad de Belén contiene debajo del altar la Gruta de la Natividad, el sitio exacto donde fue el nacimiento del Señor.

La nave central se halla flanqueada por 44 columnas rosadas de piedra caliza, distribuidas en cuatro filas.

El techo actual fue construido en el siglo XVII y reparado en 1842.

Al lado se encuentra la Basílica de Santa Catalina, construida en la Edad Media, y dedicada a la mártir de Alejandría.

Es aquí donde se celebra cada año la misa solemne de la Vigilia de Navidad.

Actualmente, la basílica es administrada por la Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa Griega y la Iglesia Apostólica Armenia.

Coment� la nota