Homenaje al Papa Francisco en la Catedral de Mar del Plata

El Papa Francisco tendrá un espectacular Homenaje en la Catedral de Mar del Plata. Tal como se anunció en junio pasado durante una conferencia de prensa efectuada en la sede del Obispado marplatense, el sábado que viene, 11 de octubre, a las 20:30, se pondrá en escena “La Noche del Cid Campeador”, una versión libre del “Cantar de mío Cid” realizada especialmente para el Homenaje por el escritor Carlos Balmaceda.

El público podrá asistir a la Catedral de forma libre y gratuita.

En el Homenaje participan la Embajada de España en Argentina, el Viceconsulado Honorario de España en Mar del Plata, el Obispado marplatense, la Universidad Fasta y las empresas Toledo, Los Gallegos, Costa Galana y Álvarez Argüelles Hoteles.

La obra promete convertirse en un verdadero acontecimiento teatral y musical debido al montaje escénico, la variedad y calidad de los sesenta artistas que participan, el diseño del vestuario y los equipamientos de sonido e iluminación usados.  

La versión teatral de “La Noche del Cid Campeador”, realización y  dirección general es de Carlos Balmaceda. La producción general de Javier Faroni, la dirección artística de Roberto Moss, actúan Daniel Alvaredo y Lola Moss, además de la soprano Victoria Cicchitti, el tenor Raúl Fernández, el pianista Luis Guarnerio, las percusionistas Patricia Di Benedetto y Alicia Mauro, el Coro de Cámara de la Universidad Nacional de Mar del Plata dirigido por Horacio Lanci y el Coro del Centro de Castilla y León dirigido por Marta Albornoz.

Un dato para tener en cuenta: según los archivos de Argentores —la entidad que nuclea a los autores y guionistas de teatro, cine, radio y televisión de Argentina— es la primera vez que se monta una versión teatral del “Cantar de mío Cid” en nuestro país.  

El Papa y el Cid Campeador

“La Noche del Cid Campeador” se inspira en la relación que el Papa Francisco tiene con la literatura española y especialmente con el “Cantar de mío Cid”. Un vínculo nacido en 1964, hace exactamente 50 años, cuando Jorge Bergoglio tenía 28 años, había estudiado en seminarios jesuitas de Argentina y Chile, acababa de graduarse como Licenciado en Filosofía, y debutó como Profesor de Literatura en el Colegio de la Inmaculada Concepción de Santa Fe.

El actual Pontífice aún no se había ordenado como sacerdote. Sus alumnos tenían apenas diez años menos que él. Eran tiempos de grandes cambios religiosos, sociales, políticos y culturales en todo el mundo. Según el testimonio de sus exalumnos, el joven Bergoglio enseñaba y aprendía con pasión, espíritu innovador y apertura a la diversidad. Les enseñaba literatura española y les hablaba del Cid Campeador, el héroe de la cristiandad. El gran héroe de la fe y la esperanza.

Aquella experiencia docente y pastoral marcaría la vida del futuro Papa Francisco, porque la fe y la esperanza iluminarían su camino para siempre. Y en la actualidad, con una energía moral que despierta admiración internacional, el Pontífice argentino enarbola los valores de la esperanza y la fe como motores de cambio en la iglesia y el mundo. 

El “Cantar de mío Cid” narra la legendaria historia del Cid Campeador. Es el más importante de los cantares de gesta españoles de la Edad Media y una de las obras clásicas fundamentales de la literatura castellana. Desde principios del siglo pasado figura en los planes de estudio de numerosos Institutos de Formación Docente de Argentina y en la mayoría de las escuelas secundarias del país.

Todo el material producido con motivo del Homenaje será entregado en mano al Papa Francisco en el Vaticano a principios de diciembre próximo.

Coment� la nota