El Gobierno recibió a la AMIA y la DAIA tras la muerte de Nisman

El Gobierno recibió a la AMIA y la DAIA tras la muerte de Nisman

 Luego del encuentro, el titular de la DAIA afirmó que plantearon que “debe profundizarse la investigación por la muerte, para que no quede en el olvido ni en una causa que nunca avance”. Por su parte, el presidente de la AMIA calificó a la reunión como “importante”, porque lograron expresar “todas las inquietudes”.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, recibió hoy en la Casa Rosada a las autoridades de la AMIA y la DAIA, tras la muerte del fiscal de la causa por el atentado ocurrido en 1994, Alberto Nisman.

En la reunión, que duró 50 minutos, participaron el titular de la DAIA, Julio Schlosser; el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff; el secretario general de la institución, Jorge Knoblovits; el tesorero de la entidad, Mario Comisarenco; el presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky; el secretario general de la mutual, Mario Sobol; y el tesorero Ariel Cohen Sabban.

Además, Fernández estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Justicia, Julio Alak.

Luego del encuentro, Schlosser afirmó que plantearon que “debe profundizarse la investigación por la muerte, para que no quede en el olvido ni en una causa que nunca avance”.

Asimismo, expresaron “la necesidad de que la causa de Nisman continúe sin una interrupción por este hecho tan doloroso”, destacó el presidente de la DAIA.

“Hay que brindarle a la comunidad judía la tranquilidad para que siga su vida normal”, agregó, enfatizó que “las victimas por el atentado a la AMIA ya son más de 100, teniendo en cuenta los familiares que murieron luego del ataque”.

Por su parte, el presidente de la AMIA aseguró que solicitaron al Gobierno que la investigación por la muerte del fiscal sea “exhaustiva”, y pidió que se siga trabajando “para que el atentado se esclarezca”.

Jmelnitzky calificó a la reunión como “importante”, porque lograron plantear “todas las inquietudes”.

Finalmente, Schlosser aclaró que los funcionarios “no analizaron hipótesis sobre el hecho, pero se hicieron eco de la preocupación (de los dirigentes judíos) y responsables de investigar”.

Por otro lado, resaltó que el secretario de la Presidencia le manifestó que “no iba a hablar de suicidio hasta tener todos los métodos para confirmarlo, como el barrido electrónico que va a permitir saber si la mano que disparó fue la de Nisman”. 

El fiscal fue encontrado muerto ayer en su departamento de Puerto Madero. Aunque no se conocieron los detalles del hecho, trascendió que su cuerpo apareció sin vida en el baño con un disparo en la cabeza de un revólver calibre 22. 

Sobre su escritorio estaba la documentación que Nisman iba a presentar hoy en el Congreso para defender la denuncia que realizó la semana pasada contra la Presidenta y el canciller Héctor Timerman por un supuesto “encubrimiento a los iraníes” acusados de perpetrar en el atentado. 

Las primeras hipótesis de la causa de la muerte rondan en torno a un “suicidio", pero aún no fue comunicado el informe de la autopsia que así lo determine.

Coment� la nota