Gobierno de Egipto restaura y regulariza iglesias atacadas por extremistas musulmanes

Gobierno de Egipto restaura y regulariza iglesias atacadas por extremistas musulmanes

El presidente de Egipto, Abdelfatah Al-Sisi, renovó su compromiso de restaurar iglesias afectadas por ataques de extremistas islámicos, especialmente de los Hermanos Musulmanes, e inició un proceso para facilitar el registro legal de las instalaciones cristianas que durante años funcionaron como lugares de culto.

Este acto se lleva a cabo con motivo de la reciente inauguración del “Plan nacional de vivienda social”, aprobada con la promulgación de una ley el 30 de agosto de 2016, y que permitirá que se otorguen permisos para la construcción de nuevas iglesias católicas y coptas.

Asimismo, la ley de 2016 prohíbe el cierre de una iglesia donde anteriormente se realizaba adoración.

Antes de la legislación actual, la dificultad era mayor para que el Gobierno reconociera a un templo como tal. Las autoridades locales estaban en la capacidad de retrasar o denegar los trámites para obtener licencias, a menudo para tratar de apaciguar los reclamos de los grupos de fundamentalistas musulmanes del lugar.

La ley también estableció en enero de 2017 un comité ministerial encargado de revisar las solicitudes de las iglesias para su registro oficial. Fueron presentadas más de 3.700 solicitudes de las cuales a la fecha han sido aprobadas 508.

Según la agencia vaticana Fides las iglesias egipcias “han tenido que iniciar proyectos de reestructuración y modernización para eliminar las consecuencias de las agresiones” de grupos musulmanes, “que han golpeado los lugares sagrados desde agosto de 2013”.

“En total, se han registrado 90 ataques en varias partes del país, principalmente en Minya, aunque también en las regiones de Asyut, Fayoum, Giza, Suez, Sohag, Luxor y Beni Suef. La restauración y adaptación de los edificios a las referencias normativas comenzó con las iglesias de Minya afectadas por actos de vandalismo, y se ha extendido a las instalaciones sociales, hospitalarias y educativas de Suez, Beni Suef y Giza”, indicó el medio el 17 de diciembre.

El Papa Copto Ortodoxo Tawadros II afirmó recientemente que el Gobierno “está curando las cicatrices dejadas por heridas profundas. Se trata de tratamientos necesarios para la estabilidad de la sociedad y para afirmar los valores de la auténtica ciudadanía”.

Fides informó que “según el pastor Michael Anton, vicepresidente del Comité para la regularización de las iglesias y miembro del Comité ministerial competente, se han ocupado de 500 iglesias en los últimos dos años”.

El comité ministerial actualmente está examinando 2.500 documentos catastrales de la Iglesia ortodoxa copta que por años celebró “ritos religiosos sin la debida autorización”, pero que ahora busca “regularizar su situación”.

Coment� la nota