Francisco no vendrá a la Argentina para el Bicentenario de 2016

Francisco no vendrá a la Argentina para el Bicentenario de 2016

El papa Francisco comunicó por carta a los obispos que por razones de agenda no podrá viajar a la Argentina para participar del Congreso Eucarístico Nacional, previsto en Tucumán para julio de 2016, en vísperas del Bicentenario de la Independencia.

"El viaje no puede ser por un problema de agenda. El Papa agradeció mucho la invitación y desea venir, pero los compromisos, la agenda y los viajes programados no le permiten su presencia física", explicó el presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, en un encuentro con la prensa en el cierre de la asamblea plenaria de obispos, que renovó sus autoridades y deliberó durante toda la semana en Pilar.

Arancedo, reelegido el martes como presidente del Episcopado, estuvo acompañado por los dos vicepresidentes: los arzobispos de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, y de Salta, Mario Cargnello.

Las fechas del encuentro de Tucumán se aproximan a la Jornada Mundial de la Juventud, que el Papa encabezará en Cracovia entre el 25 de julio y el 1° de agosto de 2016.

"Eso no quiere decir que no venga en otro momento", deslizó Arancedo, al abrir la posibilidad de que Francisco decida emprender un viaje por América latina. Mientras en Paraguay confiaban en que el Papa accedería a una invitación para visitar el santuario de la Virgen de Caacupé (su patrona nacional), el titular del Episcopado reveló que también hay invitaciones para que Francisco visite Chile, Uruguay y Bolivia, entre otros países.

Hasta ahora, el Papa tiene confirmado viajar en enero de 2015 a Sri Lanka y Filipinas, y en septiembre iría a Estados Unidos. Se espera una posible confirmación de que el año próximo también se traslade a Francia, a España (por los 500 años del nacimiento de Santa Teresa de Ávila) y a algún país de África.

La noticia sorprendió en Tucumán. Sin embargo, los organizadores del congreso se mostraron comprensivos de las razones invocadas por el Pontífice y esperan que la visita se concrete en otra oportunidad. "Estamos junto al Papa. La Argentina lo ama mucho y estamos siempre rezando por él", dijo a LA NACION el padre Marcelo Barrionuevo, secretario general del Congreso Eucarístico.

La confirmación de que Francisco no viajará a la Argentina no implica que se distancie de lo que aquí acontece. Por el contrario, en 2015 está previsto que los obispos argentinos realicen la llamada visita ad limina a Roma. Se trata del encuentro con el Santo Padre y con los dicasterios del Vaticano que el conjunto del episcopado de cada país realiza cada cinco años a Roma. La última visita, encabezada por el entonces cardenal Jorge Bergoglio, fue en 2009 y los obispos, que fueron recibidos por Benedicto XVI, viajaron en tres tandas. Según informó la agencia AICA, para comenzar a organizar ese operativo viajó a Roma el flamante secretario general del Episcopado y obispo de Chascomús, monseñor Carlos Malfa.

Al informar sobre los temas analizados durante la asamblea, Arancedo dijo que hubo coincidencias en la necesidad de avanzar en la "reconciliación y el diálogo" en el país y alertó sobre el crecimiento del narcotráfico y de las drogas.

Arancedo expresó su desacuerdo con el "apuro" del Gobierno por aprobar las reformas del Código Civil y del Código Procesal Penal. "Tenemos que crecer. Hemos perdido la capacidad de diálogo y de encuentro. Las cosas no pueden ser apresuradas", afirmó. Y añadió: "Cuando dejamos de lado los tiempos de la Constitución, sin darnos cuenta nos empobrecemos"

Coment� la nota