"Francisco puede empujar a la reconciliación del país"

 El arzobispo de Colombo y principal anfitrión de la visita del Papa a Sri Lanka, cardenal Albert Malcolm Ranjith, aseguró que la presencia del Santo Padre en la isla ¨puede empujar¨ a la reconciliación de esta nación que en 2009 puso fin a más de 25 años de guerra civil, y que está fuertemente dividida sobre la base de cuestiones étnicas y religiosas

El arzobispo de Colombo y principal anfitrión de la visita del Papa a Sri Lanka, cardenal Albert Malcolm Ranjith, aseguró que la presencia del Santo Padre en la isla "puede empujar" a la reconciliación de esta nación que en 2009 puso fin a más de 25 años de guerra civil, y que está fuertemente dividida sobre la base de cuestiones étnicas y religiosas. 

Francisco llegará a Sri Lanka en la tarde noche del Índico, y será recibido por el cardenal Rankith y por el recientemente electo presidente, Maithripala Sirisena. El nuevo presidente superó el 8 de enero, en las elecciones, al actual primer mandatario, Mahinda Rajapaksa, quien cesará en sus funciones luego de dirigir el país durante casi 10 años. 

El cardenal Ranjith observó que los dos pontífices que visitaron la isla -Pablo VI y Juan Pablo II- fueron invitados por un gobierno y luego recibidos por otro, al igual que Francisco. El purpurado destacó que el nuevo presidente ha prometido las acciones necesarias para fomentar la reconciliación en la isla, donde guerra civil enfrentó durante años a los budistas cingaleses -representan alrededor del 75 por ciento de la población- con los hindúes tamiles, el grupo minoritario más grande. Los católicos representan sólo el 6 por ciento de la población, y se componen tanto de cingaleses como de tamiles. 

"Creo que la venida de Francisco, en el inicio de un nuevo gobierno, es una buena señal. Será capaz de dar un empujón a la decisión del nuevo gobierno de trabajar en pro de una reconciliación entre los cingaleses y los tamiles tras la guerra civil de 30 años", analizó el purpurado para Radio Vaticana. 

El cardenal también señaló que el Papa quiere mantener las cosas simples, y tener contacto con los pobres y enfermos de Sri Lanka. "Estamos felices de que haya tomado esa actitud", dijo el cardenal, para quien el pontífice "es un ejemplo para todos", y especialmente para los obispos y cardenales.+

Coment� la nota