Francisco: "Los niños y los jóvenes deben vislumbrar un gran horizonte y su corazón debe ir hacia él"

Francisco:

"Vemos guerras, explotación de los niños, torturas, tráfico de armas, trata de personas. Jesús está en todas estas realidades, en todos estos hermanos y hermanas que sufren tales situaciones", aseguró el Sumo Pontífice este martes. Además, llamó a "los educadores" a trabajar para que los niños "no sean cerrados"

El Papa Francisco dijo este martes, día de la Epifanía del Señor, que "la vida es caminar" y que hay que hacerlo"siempre atento, incansable y valientemente".

El Pontífice hizo esta afirmación durante su mensaje previo al rezo del Ángelus, ante una plaza de San Pedro abarrotada de fieles.

El Papa recordó que el viaje de los Reyes Magos hasta Belén para adorar al Niño Jesús es "un viaje del alma" hacia el encuentro con Cristo.

"Su experiencia evoca el camino de cada hombre hacia Cristo. Como para los Magos, también para nosotros buscar a Dios significa 'caminar', mirando al cielo y vislumbrando en la estrella al Dios invisible que habla a nuestro corazón", explicó.

"Siempre hay nuevas personas que son iluminadas por la luz de la estrella, que encuentran el camino y llegan hasta él. Los Magos representan a los hombres y a las mujeres en busca de Dios en las religiones y filosofías del mundo entero, una búsqueda que no acaba nunca".

Luego, añadió, durante un momento en el que abandonó el discurso escrito y dirigiéndose a los fieles y peregrinos congregados: "La vida es caminar. Caminad siempre buscando a Dios, atentos, incansables y valientes".

"¿Cuál es el misterio en el que Dios se esconde? ¿Dónde puedo encontrarlo? Vemos a nuestro alrededor guerras, explotación de los niños, torturas, tráfico de armas, trata de personas... Jesús está en todas estas realidades, en todos estos hermanos y hermanas más pequeños que sufren tales situaciones", aseguró.

Después, dijo: "Que tengamos siempre la inquietud de preguntarnos, ¿dónde está la estrella?, cuando, en medio de los engaños mundanos, la hayamos perdido de vista. Que encontremos el valor de liberarnos de nuestras ilusiones, de nuestras presunciones, de nuestras 'luces', y que busquemos este valor en la humildad de la fe".

"Falta una cosa: el Evangelio. Caminad atentos, incansables y valientemente pero siempre con el Evangelio en el bolso o en el bolsillo para poder leerlo", agregó.

Tras el rezo del Ángelus, el Papa envió un saludo a "los hermanos y hermanas del oriente cristiano", que mañana 7 de enero celebran su Navidad.

Asimismo, recordó que este martes se celebra la Jornada Mundial de la Infancia Misionera, "la fiesta de los niños que viven con alegría el don de la fe y rezan para que Jesús llegue a todos los niños del mundo".

En este sentido, animó desde la ventana a "todos los educadores" a cultivar en los niños el espíritu misionero y a no hacer de ellos "muchachos cerrados" sino jóvenes "que miren al horizonte".

"Los niños y los jóvenes no deben permanecer cerrados sino que deben ser abiertos, deben vislumbrar un gran horizonte y su corazón debe ir hacia él", concluyó.

Comentá la nota