Finalizó la misión de verano en los parajes chaqueños

Finalizó la misión de verano en los parajes chaqueños

Del 2 al 15 de enero se llevó a cabo la misión de verano organizada por el obispado de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña. En esta ocasión, la tarea de apostolado fue encabezada por el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Gustavo Montini, y contó con varios sacerdotes y agentes pastorales -en su mayoría jóvenes- que dedicaron sus vacaciones a misionar en la localidad de Taco Pozo.

Del 2 al 15 de enero se llevó a cabo la misión de verano organizada por el obispado de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña. En esta ocasión, la tarea de apostolado fue encabezada por el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Gustavo Montini, y contó con varios sacerdotes y agentes pastorales -en su mayoría jóvenes- que dedicaron sus vacaciones a misionar en la localidad de Taco Pozo. 

El equipo misionero llegó al territorio de misión en la tarde del viernes 2 de enero. Luego de la presentación, monseñor Montini presidió la misa e invitó a los jóvenes a "dejarse cautivar por Jesús", como sucedió con san Juan Bautista, y de esa manera anunciar la Palabra de Dios. 

Los primeros días en Taco Pozo sirvieron como retiro espiritual para los misioneros. Las reflexiones fueron dirigidas por monseñor Montini; hubo momentos de oración personal y por grupos. Los misioneros se prepararon para llegar a las zonas rurales y visitar las familias de los respectivos parajes. 

Durante la estadía en la jurisdicción de la parroquia Santa Rosa de Lima, se visitaron los parajes El Cañón, La Sara, Santa Cruz de los Aranda, El Pintado, San Telmo, Brasil, Sol de Mayo, Primavera, Santa Lucía y El Quinto. 

Los grupos misioneros residieron en la instituciones educativas de cada paraje. Durante el día visitaban a las familias, las invitaban a rezar y ofrecían pequeños momentos de catequesis. Por las tardes, las actividades se concentraban en las pequeñas capillas de cada paraje, donde se vivían momentos intensos de oración, con la celebración de la misa y otras actividades. 

La misión concluyó con el encuentro de todos los misioneros en Taco Pozo para celebrar una misa de clausura. El párroco de Santa Rosa, presbítero Rubén Pérez, recordó que es el tercer año que se misiona en la parroquia y agradeció el esfuerzo de cada uno por dar un poco de su tiempo para llevar la buena nueva a las zonas más alejadas del Chaco.

Coment� la nota