Fabián Neiman: “Hay que entender que hay antisemitismo de derecha y de izquierda”

Fabián Neiman: “Hay que entender que hay antisemitismo de derecha y de izquierda”

El presidente del Consejo Federal (CF) de la DAIA, Fabián Neiman, dialogó en exclusiva con Vis á Vis por Radio El Mundo – AM 1070 y se refirió al rol de la entidad que encabeza, cuál es el lugar que tienen las instituciones del interior y qué postura mantienen de acuerdo a las próximas elecciones de la DAIA central.

Neiman explicó el rol del Consejo Federal de la DAIA: “Es el órgano que representa a 26 filiales del interior del país de la DAIA, de los distintos lugares donde hay asentadas distintas comunidades judías, algunas más grandes y otras más pequeñas. Siempre con la misión de la DAIA y de la representación política de la comunidad judía ante todo el arco político, ante los medios y principalmente en la lucha contra el antisemitismo. El CF es el órgano que reúne a todas las filiales del interior para tener un poco más de fuerza en Buenos Aires y ante las instituciones centrales de la comunidad judía”.

Con respecto a qué lugar se les da a las instituciones del interior en Buenos Aires, el presidente del CF dijo: “Eso depende. Las instituciones las hacemos personas y generalmente depende de las personas que están haciendo las instituciones en ese momento. En el periodo 2012-2015 de la DAIA nos han dado muchísima participación en momentos muy difíciles para toda la comunidad judía Argentina. Fue el momento de la firma del Memorándum con Irán, el momento del asesinato del fiscal que esclareció la causa AMIA (Alberto Nisman), y estaban en permanente contacto con nosotros, con las filiales del interior. En la última cadencia ha sido un poco más difícil, un poco más compleja la relación. Hemos tenido momentos de mayor participación y ser más escuchados y momentos de menor participación”.

Sobre la actualidad de las comunidades judías del país, comentó: “Estamos mucho mejor que hace 20 años, cuando otra generación de dirigentes de la comunidad que dieron su tiempo por la comunidad crearon el CF. Entiendo que bajo la premisa de que por ahí individualmente una comunidad en particular se presentaba en Buenos Aires y no le daban suficiente lugar o no le prestaban suficiente atención, algunos dirigentes entendieron que uniéndose con el interior del país se puede tener un poco más de fuerza. Comparado con 20 años atrás, tenemos un CF vivo, pujante y que se reúne varias veces por año por esta forma que tiene nuestra Argentina Federal. El CF se reúne en Buenos Aires porque incluso es más fácil para todos nosotros vernos allí. Hemos tenido una DAIA muy presidencialista, entonces depende mucho de la figura del presidente o del cuarteto que compone la DAIA el lugar y la participación que se nos da como CF. Como decía antes, en la cadencia 2012-2015 hemos tenido mucha participación, en la siguiente ha sido más conflictiva y esperamos que con quien sea electo el 26 de noviembre tengamos el lugar que nuestras comunidades necesitan. Estamos en un mundo global donde lo que pasó en Estados Unidos afecta a Buenos Aires, a Tucumán, a Córdoba y a cualquier judío del mundo”.

¿El CF tiene una postura definida con respecto a las próximas elecciones de la DAIA?“Todavía no. Las listas se cerraron el viernes pasado. Hasta ahí hubo mucho movimiento. Se llegó a hablar en algún momento de cuatro y cinco listas. Gente con muy buena voluntad a último momento se integró y trato de generar un movimiento que por ahí había que empezar a generarlo como mínimo unos meses antes. Finalmente hay dos listas. Desde acá hasta el 26 de noviembre tenemos tiempo con nuestros compañeros del interior del país para ver los pro y los contra de cada una de las listas”.

“Por el estatuto de la DAIA, quien resulta elegido con el honor y es el presidente del CF deviene automáticamente en vicepresidente 4º de la DAIA central, cualquiera sea la lista que resulte elegida. Por lo tanto, gane quien gane van a ser nuestros compañeros de gestión, van a ser nuestros hermanos en esta utopía de la lucha contra el antisemitismo. Hay instituciones que tienen como misión la recaudación, otras que tienen el fin nobilísimo de la acción social y de la ayuda social. La nuestra es una institución creada en 1935 en tiempos del nacimiento del nazismo en Europa. Tenemos que estar siempre concentrados en todos los fenómenos que tenemos en Argentina. Tenemos que tener un poco de paz en la comunidad, un poco más de comprensión entre hermanos. Hay que entender que hay antisemitismo de derecha y antisemitismo de izquierda”, aseveró.

El también presidente de la Kehilá de Tucumán se refirió a la relación de la comunidad judía de allá con el Gobierno de la Provincia, liderado por Juan Manzur: “Él es una persona muy cercana a la comunidad desde su adolescencia. Con Manzur nos conocemos desde que él tenía 20 años y yo 15. Ahora está encabezando una delegación en Lima, Perú, con destino hacia Washington, y en pocos días va a estar en Israel. En el Bicentenario en 2016 fue el promotor y organizador municipal del evento Torá-Federal, en el cual todas las comunidades del país pudieron venir a Tucumán a celebrar el Bicentenario de Argentina. Manzur trajo este año para celebrar los 70 años de Israel la Filarmónica de Jerusalén. Estuvo el embajador de Israel en nuestro país. Es más lo que el gobernador busca a la comunidad que lo que la comunidad busca al gobernador. Y eso es desde siempre. Tenemos una excelente relación”-

Para finalizar, Neiman habló sobre cuál sería una DAIA ideal: “No hay. Lo que hacemos es una utopía y como tal no hay cómo medirla. El éxito de una DAIA se mide por hechos, sucesos o palabras antisemitas que no suceden por acciones que uno hizo. Por lo tanto, una buena DAIA tiene que estar conformada por gente que esté comprometida por los valores del judaísmo, comprometida con la lucha por el antisemitismo y consciente con lo que significa el fenómeno del antisemitismo. En Argentina han resurgido antisemitas muy de derecha que estuvieron apagados durante muchos años. Tenemos voces muy antisemitas de izquierda o judeofóbicas, para ser un poco más preciso, que han estado dando sus opiniones permanentemente de la comunidad judía, del Estado de Israel, del atentado a la AMIA, del asesinato del fiscal Nisman. Creo que una buena DAIA está centrada en su misión, sabiendo para qué está y que los contactos políticos que tenemos que hacer con la DAIA tienen un fin, que no son el fin en sí mismo sino que son un medio para que la comunidad judía se puedan sentir resguardada y protegida”.

Coment� la nota