¿Están discriminados los cristianos en Israel?

¿Están discriminados los cristianos en Israel?

La reciente Ley del Estado-Nación crea una "base constitucional y legal para la discriminación" contra las minorías

Muchos cristianos que viven en Israel, así como otros ciudadanos árabes palestinos y migrantes que viven en ese Estado, “se encuentran sistemáticamente discriminados y marginados”.

Es la denuncia de la Coordinadora de las Conferencias Episcopales para la Iglesia en Tierra Santa tras su peregrinación anual a Israel y Palestina realizada del 12 al 17 de enero de 2019.

Los obispos de diversos países del mundo que forman parte de esta coordinadora expresaron una especial preocupación por la Ley del Estado-Nación (Nation State Law) aprobada el 19 de julio de 2018.

Esta ley crea una “base constitucional y legal para la discriminación” contra las minorías, socavando los ideales de igualdad, justicia y democracia, según los líderes cristianos locales.

Los obispos expresaron su solidaridad con todos los cristianos de Israel, que “se enfrentan a profundas dificultades en todos los aspectos de su vida”, y apoyaron la llamada a proteger el pluralismo de Israel de todos los que desafían la discriminación.

Cuando hace seis meses se aprobó la ley que declara oficialmente Israel como el “Estado Nación del pueblo judío, los obispos católicos en Tierra Santa ya denunciaron que fomenta la exclusión y contradice la misma legislación israelí que desde su constitución protege “los derechos humanos, el respeto de la diversidad y la consolidación de la justicia, la igualdad y la paz”.

Esa norma reserva el derecho a la autodeterminación únicamente a los judíos, otorga un valor nacional a los asentamientos judíos sobre los territorios ocupados y establece que el hebreo sea la única lengua oficial, degradando la lengua árabe.

Sin embargo, en Israel hay ciudadanos israelíes de diferentes orígenes que coexisten y trabajan juntos por el bien común.

Los cristianos realizan una contribución “vital”, “especialmente a través de las escuelas, los hospitales, la participación en la vida pública y el interés por construir puentes entre las diferentes religiones”, constatan los obispos de la Coordinadora.

Y “desean vivir como ciudadanos de pleno derecho, con sus derechos reconocidos en una sociedad plural y democrática”.

“Reconocemos que Israel se fundó en los principios declarados de igualdad entre todos sus ciudadanos -añade la Coordinadora-. Y esto debe convertirse urgentemente en una realidad viva”.

Coment� la nota