Esclavas del Corazón de Jesús crean el Centro de Espiritualidad en Argentina

Esclavas del Corazón de Jesús crean el Centro de Espiritualidad en Argentina

A partir de enero, la Congregación Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús de Argentina ha puesto en funcionamiento una nueva área de coordinación llamada “Centro de Espiritualidad Esclavas (CEE) Catalina de María”.

El CEE articula y coordina las iniciativas pastorales de los distintos centros donde está presente el carisma de las religiosas. En el XXI Capítulo General de la congregación, realizado en agosto de 2018, se decretó e impulsó su creación junto a otras áreas pastorales. 

El CEE tendrá como fin coordinar la animación y formación del carisma de “Amor y Reparación”, la formación de la espiritualidad ignaciana, y posibilitar “la formación de los referentes locales como líderes y acompañantes espirituales”.

El carisma de “Amor y Reparación” en la congregación es entendido como la experiencia de sentirse amado por Dios y vivir en plenitud, una manera de vivir la fe que experimentó la fundadora, la Beata Madre Catalina desde los 17 años, gracias a su devoción por el Sagrado Corazón de Jesús y por los ejercicios ignacianos.

El carisma se concreta a través de distintas actividades de oración y compartir fraternos en las distintas casas de ejercicio que tiene la congregación en Argentina: “Villa Cura Brochero” en la sierra de Córdoba; “Catalina de María” en Villa Allende, Córdoba; “Belén” en Yerba Buena, Tucumán; y “Corazones Nuevos”, también en Tucumán.

La Madre Catalina de María Rodríguez, fundadora de la primera congregación femenina apostólica de Argentina dedicada a servir a niñas, jóvenes y mujeres del siglo XIX, fue beatificada en Córdoba el 25 de noviembre de 2017.

La obra misionera y educativa de la Beata Catalina de María se encuentra presente en Chile, Argentina, España y Benin en África.

Coment� la nota