El episcopado agradece al Papa por el cardenalato de Mons. Villalba

El episcopado agradece al Papa por el cardenalato de Mons. Villalba

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) envió un mensaje al Santo Padre para agradecerle por la creación de monseñor Luis Villalba, arzobispo emérito de Tucumán, como cardenal de la Iglesia. ¨Vivimos este hecho como un reconocimiento a la persona y el ministerio de un pastor que ha servido con entrega, lucidez y compromiso pastoral a la Iglesia en la Argentina¨, manifestaron los prelados.

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) envió un mensaje al Santo Padre para agradecerle por la creación de monseñor Luis Villalba, arzobispo emérito de Tucumán, como cardenal de la Iglesia. 

En su misiva, la Comisión Ejecutiva, que preside el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, manifestó: "Vivimos este hecho como un reconocimiento a la persona y el ministerio de un pastor que ha servido con entrega, lucidez y compromiso pastoral a la Iglesia en la Argentina. Somos testigos de su fecundo ministerio episcopal que nos ha enriquecido como Conferencia Episcopal". 

"Elevamos nuestra oración por Ud. Santidad, y por el nuevo servicio a la Iglesia Universal que le encomienda a nuestro hermano Luis. Que María Santísima, nuestra Madre de Luján, acompañe su ministerio en la cátedra de Pedro", concluye el mensaje. 

Datos biográficos

Monseñor Villalba nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1934; ordenado sacerdote el 24 de septiembre de 1960; elegido obispo titular de Ofena y auxiliar de Buenos Aires el 20 de octubre de 1984 por Juan Pablo II. 

Fue ordenado obispo el 22 de diciembre de 1984 en la catedral de Buenos Aires por el cardenal Juan Carlos Aramburu, arzobispo de Buenos Aires (co-consagrantes: Mons.Arnaldo Clemente Canale, obispo auxiliar de Buenos Aires y Mons. Carmelo Juan Giaquinta, obispo auxiliar de Viedma); trasladado como obispo diocesano de San Martín el 16 de julio de 1991; tomó posesión de esa sede el 26 de octubre de 1991. 

Promovido a la sede arzobispal de Tucumán el 8 de julio de 1999, tomó posesión e inició su ministerio pastoral como quinto arzobispo (octavo diocesano) de Tucumán el 17 de septiembre de 1999. 

Renunció por edad el 10 de junio de 2011. 

En la Conferencia Episcopal Argentina fue vicepresidente durante dos trienios entre 2005 y 2011, cuando el cardenal Jorge Bergoglio era presidente. 

Su lema episcopal es «Apóstol de Jesucristo».

Coment� la nota