Dolor y condena del Papa a la violencia contra cristianos en Níger

Dolor y condena del Papa a la violencia contra cristianos en Níger

El papa Francisco condenó la escalada de violencia contra cristianos en Níger, en el África occidental, al culminar su audiencia general. En estos días numerosas iglesias fueron quemadas en nuevos enfrentamientos y manifestaciones violentas que se desataron en Niamey, la capital del país, y en otras localidades, provocados por la publicación de nuevas caricaturas del profeta Mahoma en el semanario francésCharlie Hebdo. Unas diez personas murieron y más de 170 resultaron heridas.

“¡Se han perpetrado brutalidades contra cristianos, niños, iglesias! Invoquemos del Señor el don de la reconciliación y de la paz, para que nunca el sentimiento religioso se vuelva ocasión de violencia, de atropello y de destrucción. ¡No se puede hacer guerras en nombre de Dios! Anhelo que cuanto antes se pueda restablecer un clima de respeto recíproco y de pacífica convivencia por el bien de todos”, expresó esta mañana, el papa Francisco, al culminar su audiencia general. 

En estos días numerosas iglesias fueron quemadas en nuevos enfrentamientos y manifestaciones violentas que se desataron en Niamey, capital de Níger, así como en la localidad sureña de Zinder, provocados por la publicación de nuevas caricaturas del profeta Mahoma. Más de diez personas murieron y más de 170 resultaron heridas, por los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden que procedieron al uso de gases lacrimógenos. 

El Santo Padre después de dedicar su catequesis central a su Viaje Apostólico a Sri Lanka y Filipinas, y evocando la belleza, intensidad y conmoción de los momentos vividos en estos dos países, con su profundo agradecimiento a Dios, en sus saludos a los peregrinos de lengua árabe, en particular a los provenientes de Medio Oriente Medio, recordó a los cristianos perseguidos en el mundo: 

“Queridos hermanos y hermanas durante mi viaje apostólico a Sri Lanka y Filipinas, mi pensamiento se dirigió también a ustedes y a todos los cristianos perseguidos en el mundo. Les aseguro de nuevo mi cercanía paterna e invoco sobre ustedes la bendición divina”. 

Evangelización de los Pueblos: solidaria con los cristianos de Niger 

Por su parte monseñor Savio Hon Tai-Fai, secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, envió un mensaje de cercanía y solidaridad a los agentes pastorales y a los fieles de la iglesia católica en Níger tras los últimos episodios graves de violencia que han asaltado e incendiado iglesias y conventos, provocando una decena de muertos. 

“La Congregación para la Evangelización de los Pueblos recibió con profunda tristeza la noticia del saqueo sistemático del que han sido objeto las iglesias cristianas, en especial las católicas, en vuestro país” se lee en el mensaje publicado por Fides. 

Asimismo, añade que “siguiendo con atención especial y con gran preocupación la situación en la que se encuentran desde finales de la semana pasada, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ante las enormes pérdidas y la desolación causada por los acontecimientos de estos días, quiere expresar su cercanía espiritual, su comunión y su solidaridad. 

La Congregación asegura su preocupación y sus oraciones por las víctimas de esta situación de violencia y por sus familias. Además, apela al sentido de responsabilidad de las autoridades políticas, civiles y militares, para que a través de las vías del diálogo se comprometen a restablecer la paz y a poner fin de forma definitiva a la violencia contra los cristianos”. 

Para concluir el mensaje, se recuerdan las palabras del santo padre Francisco: “No se puede de ninguna manera causar la muerte y el sufrimiento en nombre de Dios, ni justificar la violación de las libertades fundamentales de la persona humana”. 

La tarea específica de esta Congregación de la curia romana ha sido siempre la propagación de la fe en todo el mundo, coordinando los esfuerzos de todos los misioneros, dando formación y apoyo material a las actividades misioneras, volviéndose un instrumento del Santo Padre y de la Santa Sede para el ejercicio de la jurisdicción sobre todas las misiones y la cooperación misionera.+

Coment� la nota