En una década, la ciudad perdió 8 de sus 10 curas

En una década, la ciudad perdió 8 de sus 10 curas

La mayoría dejó los hábitos. La cifra está por encima del promedio general. No se ofician misas en todas las parroquias.

En una década, de 10 sacerdotes que tenía Río Tercero, hoy tiene sólo dos.

El dato adicional es que varias de las ausencias obedecen a renuncias de sacerdotes, una tendencia que preocupa a las autoridades de la Iglesia Católica en Argentina.

Sólo dos curas están disponibles hoy en una ciudad de casi 50 mil habitantes, que además cuenta con dos colegios que dependen de ese culto. Actualmente, tiene tantos curas como cuando era un pueblo de 10 mil habitantes.

El párroco Ángel Aguirre, de la Iglesia de Lourdes, se lamentó por la falta de curas en “una ciudad importante” y señaló que ya expresó se preocupación ante el obispado para que se cubran las vacantes.

Coment� la nota