Daniel Pérez comenzó su etapa como presidente de la Unidad Pastoral del distrito

Daniel Pérez comenzó su etapa como presidente de la Unidad Pastoral del distrito

“Todos creemos en Dios y en base a eso nos unificamos”, resaltó el pastor de la iglesia Centro Ágape Tornquist, quien afirmó que no existe competencia entre los templos de la ciudad.

Días pasados se desarrolló la asamblea de la Unidad Pastoral de Tornquist en la que, como único punto, fue conformada la nueva comisión directiva que ahora encabeza el Pastor Daniel Pérez, perteneciente a la iglesia Centro Ágape Tornquist.

Este lunes en diálogo con nuestro medio, Pérez explicó que “paralelamente a la Confraternidad de Pastores de la ciudad, algunos pastores conformamos al Unidad Pastoral del distrito, que involucra a todas las localidades del Partido de Tornquist”.

“Tratamos de reforzar la unidad pastoral, el fin es que todos como miembros del cuerpo de Jesucristo podamos desarrollar cada uno el propósito que le fue otorgado, por lo cual la actividad que tenga cada pastor en su congregación la apoyamos y oramos los unos por los otros, para poder evangelizar y sumar almas”, indicó.

El pastor afirmó que “todos tenemos un solo fin que es predicar el evangelio, cada cual con la gracia que Dios le dio para hacerlo; nadie compite con nadie ni nadie es más que el otro, todos tenemos las mismas condiciones. Todos creemos en Dios y en base a eso nos unificamos”.

Respecto al marco legal que regula a las iglesias evangélicas, comentó que existe “un registro de fichero de culto regulado por el Estado, que se le otorga a toda persona que quiere venerar culto a alguien; el tema es que como la religión adoptada por el estado argentino es al Católica, la evangélica pasa a ser una entidad más y todos pueden tener fichero de culto”.

Pérez señaló que, en ese sentido, una de las intenciones de la Unidad Pastoral es generar un área en la municipalidad que facilite el acceso al registro de culto de la comunidad evangélica en nuestro distrito.

“Nuestro objetivo es acentuar la unidad, que todos estemos en igual criterio con Jesucristo, y exponerlo a través de diferentes actividades. Acá nadie pide plata y no cobramos; la iglesia no es un negocio, no tiene ningún tipo de sustento, se mantiene con el aporte de los fieles”, manifestó.

Coment� la nota