La DAIA destacó la labor del Papa en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos

La DAIA destacó la labor del Papa en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos

El presidente de la institución, Julio Schlosser, consideró que la intervención de Francisco para la liberación de los prisiones estadounidenses y cubanos pertenece a “su pensamiento de vida, el tratar de mantener la cordura, unir a los pueblos”. Además, se refirió a la relación de la DAIA con el Gobierno: “existe el disenso en algunos temas y el consenso en otros”.

El titular de la DAIA, Julio Schlosser, destacó hoy a la Agencia Judía de Noticias (AJN) la labor del papa Francisco en el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, y opinó que por su “vocación de no confrontar, de unión y diálogo fue que asumió ese rol”.

Schlosser resaltó que “el Papa tiene bien en claro que en la situación diplomática y política entre Estados Unidos y Cuba, en definitiva, el único perjudicado era el pueblo cubano”.

La Habana ayer liberó al judío estadounidense Alan Gross y Norteamérica a tres presos cubanos luego de contactos secretos que mantuvieron durante meses delegaciones de EE.UU. y Cuba, en donde el papa Francisco jugó un papel clave.

“La actitud de Francisco no me sorprende. Es una forma de su pensamiento de vida, el tratar de mantener la cordura, unir a los pueblos. El rol que asumió, me imagino, tenía riesgos. Porque una figura como él, enfrentando un fracaso, no dejaría nada bueno para nadie. Sin embargo, lo asumió, lo llevó adelante y es llamativo y admirable que tanto el presidente Raúl Castro como Barack Obama, dos líderes mundiales, cuyos países estuvieron durante 53 años enfrentados, reconozcan el esfuerzo de Francisco”, consideró el presidente de la DAIA.

“Creo que se abre una nueva etapa de esperanza, inclusive una nueva etapa para la comunidad judía que vive en Cuba, y esto nos alegra y nos alienta a continuar trabajando en pos de la paz”, agregó el dirigente, que si bien no acompañó al Papa en su visita a Israel, fue recibido numerosas veces en el Vaticano, las últimas en septiembre y en enero de este año, junto a una comitiva de líderes judíos.

“El viaje a Medio Oriente del Papa es la antesala de muchas cosas que van a ir sucediendo con el transcurso del tiempo. Ojalá todas revistan la importancia y la trascendencia que tiene para los pueblos esta resolución del reestablecimiento de las relaciones diplomáticas.”

Por otro lado, Schlosser se refirió a la situación del antisemitismo en Latinoamérica luego del incremento que se produjo a raíz del último conflicto en Gaza: “Todavía es una región conflictiva en lo que hace al antisemitismo, pero venimos trabajando junto a todas las comunidades de toda Latinoamérica, venimos de hacer un trabajo mancomunado que se llama ‘Diversia’, donde trabajamos con todas las comunidades y estamos elaborando las bases para que nuestro país sea uno donde no se dé la confrontación entre los diversos grupos religiosos, y mucho menos entre los diversos grupos étnicos”. 

“Por eso, sigo teniendo la esperanza de que el esfuerzo vale la pena, que debemos seguir trabajando. La Argentina es un país digno de ser vivido y esto lo tenemos que conservar a pesar de que, en lo que yo llamo este campo de trigo dorado, existan algunos microbios que quieran contaminarlo”, expresó.

Finalmente, describió la actual situación de la relación entre la DAIA y el gobierno nacional: “La relación atraviesa los carriles normales en la comunidad, donde existe el disenso en algunos temas y el consenso en otros. No hablo de nada en especial, simplemente sabemos cuál es nuestra opinión en los temas en los que disentimos con el Gobierno, y en esos temas estamos dispuestos a sentarnos y conversar como lo hemos hechos. Pero en esos temas es muy difícil que nosotros podamos cesar, como en nuestra búsqueda de justicia para la AMIA”.

“Creemos que el interlocutor que tiene nuestro país en el tema del atentado (Irán), no es un interlocutor válido y sigue dando pruebas de un absoluto desinterés en colaborar con la causa. En el resto, podemos disentir en algunos temas (con el Gobierno), no estamos confrontando con nadie”, concluyó.

Coment� la nota