DAIA: “La democracia está de luto y nos exige que se aclare cómo murió el fiscal”

DAIA: “La democracia está de luto y nos exige que se aclare cómo murió el fiscal”

En coincidencia con el inicio del velatorio de Nisman, el presidente de la DAIA resaltó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que “la muerte del fiscal no puede ser en vano”. Además, reiteró el pedido de que “los culpables (del atentado a la AMIA) sean traídos al país, para que los muertos puedan descansar en paz”.

El presidente de la DAIA, Julio Schlosser, afirmó en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN) que “la democracia está de luto y exige que se aclare cómo murió el fiscal” Alberto Nisman, mientras comenzaba el velatorio.

Schlosser recordó que junto a sus compañeros esta mañana decidieron pedir a sus instituciones adheridas que entre las 9 y las 13, horario del entierro, sea “un día de duelo ciudadano por la muerte del fiscal, que enluta a la democracia”.

El titular de la DAIA consideró que como dirigente debe sentirse “con más fuerzas, porque si no la muerte de Nisman fue en vano”.

“No podemos permitir que la muerte del fiscal sea en vano. Esto es un compromiso de toda la ciudadanía, no debemos olvidar que 103 personas ya se llevó la bomba (a la AMIA, por las víctimas que murieron después de las 85 personas fallecidas en 1994). Creo que llegó el momento de que encontremos a los culpables. Que los culpables sean traídos a nuestro país y nuestros muertos puedan descansar en paz”, agregó.

En cuanto a la relación de las entidades judías con el Gobierno, Schlosser opinó que “el diálogo es absolutamente necesario para seguir el trabajo del esclarecimiento”. “Siempre estamos dispuestos a dialogar con todos los que nos representan, el poder Judicial, Ejecutivo y Legislativo. No vamos a ignorar a ninguno de los tres poderes.” 

Los restos del fiscal de la causa AMIA serán velados hoy en Casa O´Higgins, ubicada en O'Higgins 2848, en el barrio porteño de Belgrano, y el cortejo fúnebre saldrá de allí hacia el cementerio de La Tablada mañana a las 9.

Por otro lado, con respecto a la situación complicada que vive la comunidad judía, Schlosser manifestó: “Hay ciertas cosas que son vocación, un compromiso moral y no estamos exentos de esto, si no seríamos dirigentes sólo para las cenas de aniversario. Y nosotros somos dirigentes para afrontar cualquier situación que se presente. Hay situaciones que nos ponen a prueba y nos exigen un temple y una vocación mayor. Pero no es un problema que sea difícil. Las cosas a veces requieren dedicación y compromiso, y en este sentido los que me acompañan sin duda lo tienen”.

Nisman fue encontrado muerto el domingo 18 de enero, en el baño de su departamento en Puerto Madero, con un disparo en la cabeza de un revólver calibre 22. Aún no se determinó si se trato de un suicidio. 

Coment� la nota