La cúpula episcopal lleva a Macri su preocupación por la situación social

La cúpula episcopal lleva a Macri su preocupación por la situación social

La mesa ejecutiva, encabezada por Oscar Ojea, le presentará su saludo por las fiestas navideñas. El aumento de la pobreza por la política económica y los cambios en el sostenimiento del culto, no estarán al margen de las conversaciones.

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) llevará hoy su saludo al presidente Mauricio Macri, en vísperas de la Navidad y las fiestas de fin de año.

La visita habitual al primer mandatario en esta época del año está prevista para las 10 del jueves en la Casa Rosada.

El presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, acudirá a la Casa de Gobierno acompañado por el cardenal Mario Aurelio Poli y monseñor Marcelo Daniel Colombo, vicepresidentes primero y segundo respectivamente, y monseñor Carlos Humberto Malfa, secretario general.

En tanto, el presidente Macri estará acompañado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el canciller Jorge Faurie; la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley; y el secretario de Culto, Alfredo Abriani.

La reunión habitual entre la mesa ejecutiva del Episcopado y el primer mandatario se produce a días de que el Gobierno dio a conocer una resolución que facilita mecanismos para que los fieles de las confesiones religiosas puedan realizar aportes destinados al sostenimiento de sus cultos.

Asimismo, se da a una semana de que los obispos difundieran un esperanzador mensaje de Navidad, en el que proponen “una democracia que no olvide las auténticas raíces cristianas y culturales, y que cuide especialmente el trabajo y la educación” e invitan a escuchar este llamado y a soñar “otro destino para todos los argentinos”.

La Iglesia concurre a la audiencia con Macri días después de la difusión de las últimas cifras relevadas por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), que estimó en 33,6% el índice de pobreza, y en 6,1% el de indigencia para el tercer trimestre de este año.

La semana pasada, los obispos recibieron de parte de dirigentes empresariales, sindicales, de organizaciones sociales y cooperativistas, un documento crítico hacia el modelo económico, que detalla la "grave" situación social del país.

Más allá de la cuestión social, otro tema de conversación que será parte del encuentro de mañana será el novedoso mecanismo que acordaron en los últimos días el Gobierno y la Iglesia.

Los fieles podrán ahora realizar su aporte voluntario para el sostenimiento del culto a través de la cuota del colegio de sus hijos, en reemplazo de los fondos que la Iglesia recibía del Estado y a los que renunció en noviembre último.

En una decisión histórica, la asamblea plenaria de la CEA acordó en noviembre el "reemplazo gradual de los aportes del Estado por alternativas basadas en la solidaridad de los fieles", lo que implica la renuncia a unos 130 millones de pesos aproximadamente que recibe cada año.

Coment� la nota