Culmina un año de consolidación de relaciones entre Argentina y el mundo árabe e islámico

Culmina un año de consolidación de relaciones entre Argentina y el mundo árabe e islámico

 2014 ha sido un año fructífero y muy relevante en el proceso de consolidación de las relaciones entre Argentina y el mundo árabe e islámico en todos los sectores.

Este proceso fue consolidado por el intercambio de delegaciones políticas y de empresarios entre Argentina y varios países árabes e islámicos, y la suscripción de varios acuerdos y memorándums de entendimientos entre ambas partes durante todo el año, y se coronó con el acuerdo firmado entre YPF y la petrolera malaya, Petronas, por la inversión definitivo de 550 millones de dólares para el desarrollo de hidrocarburos no convencionales de la formación Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.

El año que se está despidiendo fue también una oportunidad para consolidar la cooperación económica y comercial de Argentina con varios países árabes a través del Mercosur, donde se firmaron acuerdos de preferencias arancelarias con Túnez y El Líbano

El ámbito económico ocupó la mayor parte de los encuentros entre los políticos argentinos y sus pares árabes e islámicos. Encuentros que dieron sus resultados como el financiamiento kuwaití de la obra del Acueducto Gran Tulum en San Juan, y también el crédito otorgado por el mismo país para la construcción del acueducto Norte que abastecerá de agua potable a Reconquista y Avellaneda, en la Provincia de Santa Fe.

Varios otros acuerdos han sido firmados con países como Indonesia, Malasia, Egipto, Argelia, Azerbaiyán, además de la creación de comisiones mixtas con Argelia y Qatar permiten lograr una mejor integración y cooperación entre Argentina y el mundo árabe e islámico.

La visita del Ministro de Asuntos Exteriores y de los Emigrados del Líbano, Gebran Bassil en diciembre, del senador malayo Datuk Boon Som Inong, en noviembre, del Príncipe Sultán bin Salman bin Abdulaziz Al Saud, Ministro de Turismo del Reino de Arabia Saudita en agosto, y su reunión con la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, del vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos y gobernador de Dubai, Sheij Mohamed Bin Rasheed Al Maktum, también recibido por la presidenta de la Nación, en abril, del viceministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Embajador Khalid Bin Ibrahim Al Jandan, en el mes de febrero, además de las Visitas del Canciller, Héctor Timerman a Argelia, Egipto y Kazajstán y las visitas del Vicecanciller, Eduardo Zuain a Argelia, Marruecos y Pakistán, son ejemplos de la intensidad de las actividades desarrolladas durante 2014 entre los políticos argentinos y sus pares árabes e islámicos, a fin de consolidar esta cooperación.

El apoyo constante de los países árabes e islámicos a la soberanía argentina sobre las islas Malvinas, y también su lucha contra los fondos buitres, fueron hechos salientes en las relaciones entre las dos partes en este año.

El fortalecimiento del diálogo Sur–Sur, en los ámbitos político, económico y cultural, fue siempre un tema recurrente en los encuentros entre los responsables argentinos y sus pares árabes e islámicos.

El año 2014 fue marcado también por la reiteración del apoyo del gobierno y del pueblo argentino a la causa palestina y sus derechos de lograr un estado independiente.

La organización del Día Internacional de Solidaridad con Palestina en el Congreso de la Nación, la inauguración de la calle Estado de Palestina en Buenos Aires, la participación de diputados argentinos a la Conferencia Internacional en Solidaridad con el Pueblo palestino y la decisión del gobierno nacional de participar en la reconstrucción de Gaza, la conformación del Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino, la organización de una Campaña solidaria con Palestina en el Congreso de la Nación y el envío de ayudas medicas a la Franja de Gaza, son ejemplos de la solidaridad argentina con el pueblo palestino en su reivindicaciones justas.

Termina un año donde la política argentina hacia el mundo árabe e islámico se manifestó en todos los ámbitos, y el año próximo augura una continuidad en esta senda de acercamiento y consolidación de los lazos de amistad entre nuestro país y el mundo árabe e islámico y el fortalecimiento y la creación de oportunidades de inversiones para los empresarios de ambos países.

Coment� la nota