La Cruz Misionera visita Santiago con grandes muestras de fe y devoción

La Cruz Misionera visita Santiago con grandes muestras de fe y devoción

La Pastoral Juvenil la acogió en el templo del Señor de los Milagros de Mailín. La Cruz de San Damián llegó, desde Añatuya, para bendecir a los jóvenes.

La Cruz de San Damián ya se encuentra peregrinando por la diócesis de Santiago del Estero, junto al obispo Vicente Bokalic y la Pastoral Juvenil, para bendecir los lugares de dolor y que más necesiten de la gracia de Dios.

Ayer, por la mañana, la devoción y la de miles de santiagueños impregnaron el santuario del Señor de los Milagros de Mailín, donde el obispo recibió el crucifijo, con música y danzas.

La esperanza resurgió en los fieles y las calles se vieron invadidas por el gozo de los católicos que se sumaron a la procesión, que venía desde la ciudad de Añatuya.

Con el objetivo de generar en los jóvenes un gran movimiento dentro y fuera de la Iglesia, a partir del encuentro personal con Cristo, la cruz misionera viajará por los pueblos de la diócesis, especialmente a los barrios marginados, hospitales y cárceles.

Periplo

En la ciudad de Añatuya, y una vez finalizada una caravana por las calles, la cruz fue tomada por Emilio Acuña, coordinador regional del NOA de la Pastoral Juvenil, y algunos jóvenes integrantes de la misma, quienes la trasladaron hacia Villa Mailín.

Al arribar a esta localidad, cerca de las 9, fue recibida por el obispo Vicente Bokalic, quien junto a sacerdotes y fieles recorrieron las calles, donde grupos de bailarines ofrecieron su arte con la danza folclórica.

Una vez en el santuario fue presentada ante la imagen del Señor de los Milagros.

"El recibimiento de la gente ha sido muy lindo y cálido. Una verdadera fiesta se vivió en las calles, donde actuaron academias de baile que le dieron la bienvenida a la cruz", comentó emocionado el padre Luis Cruz, referente de la Pastoral Juvenil de la provincia.

El sacerdote también recalcó la presencia de la presencia del comisionado municipal y los funcionarios de la fuerza policial.

El obispo diocesano encabezó la celebración de bienvenida, donde recordó las palabras del papa Francisco, quien pidió que la Iglesia "debe salir a recorrer los lugares más necesitados y humildes", en la última Jornada de la Juventud en Brasil.

Siguientemente, los jóvenes entusiastas expresaron su alegría por el acontecimiento y su compromiso con las tareas de evangelización.

Así lo expresaron emocionados a EL LIBERAL Marisa González y Pablo Escalada: "Hemos vivido con profunda emoción la visita de la Cruz de San Damián. Nuestro obispo nos recordó que debemos dejar las comodidades y debemos salir a difundir la obra de Cristo. Dijo que San Damián comienza su recorrido por esta diócesis en nuestro pueblo, ya que el santuario de Mailin es muy importante y es un lugar de fe y encuentro con la religiosidad popular".

Luego del recibimiento en el Santuario, se bajó la Cruz del Señor de Mailín para la bendición, y se dio inicio a la visita de instituciones y barrios del pueblo. Pasadas las 16, emprendió viaje hacia la ciudad de Fernández, para continuar su recorrido y hacer lo propio en la comunidad.

Por la noche, pasada las 22, la Cruz llegó al templo de La Salette, de ciudad de La Banda, donde fue acogida por todas las iglesias del decanato. Allí también se realizó la vigilia de bienvenida, durante dos horas. Hoy, el crucifijo continuará su periplo por los hospitales e instituciones para finalizar su visita en la parroquia de la Virgen de Lourdes.

Por la noche, arribará a la Catedral Basílica para que los jóvenes capitalinos y sus familias reciban las bendiciones de la cruz que ya recorrió más de la mitad del país. 

Coment� la nota