La Cruz Misionera renueva la esperanza en el corazón de jóvenes santiagueños

La Cruz Misionera renueva la esperanza en el corazón de jóvenes santiagueños

La imagen de San Damián cruzó el Puente Carretero y llegó a la capital. El obispo Vicente Bokalic acompañó la intensa labor de la Pastoral Juvenil.

Una multitud de jóvenes recibió anoche a la Cruz de San Damián en la Catedral Basílica, quienes esperaban gozosamente la venida de tan importante imagen, que bendijo el papa Francisco. Entre alabanzas y cánticos, el crucifijo llegó a la Catedral cerca de las 22, junto a monseñor Vicente Bokalic, y alegró los corazones de los fieles.

En una peregrinación que vino desde la ciudad de La Banda, cruzando por el Puente Carretero, la cruz misionera fue trasladada por referentes de la Pastoral Juvenil de la provincia, quienes -pese al intenso calor que azotó a la provincia ayer- trabajaron todo el día para llevarla a varias instituciones y bendecirlas con su presencia.

Adentro de la Catedral, los coros de diferentes movimientos, dieron la bienvenida a la Cruz, en un gran marco de creyentes que se acercaron a la adoración. Seguidamente, el obispo ofició una celebración, en la que participaron familias enteras.

En diálogo con EL LIBERAL, el obispo dijo: ?El trabajo lo ha puesto, fundamentalmente, la Pastoral de la Juventud. Yo los acompaño, como un sector importante de la Iglesia y en Santiago del Estero. El padre Luis (Cruz) con los jóvenes han organizado esta peregrinación. En cierta medida, tomamos aquello que ya se viene dando hace un año, estamos apostando a los jóvenes1.

A su vez, viendo tantas muestras de fe y en estos días expresó: ?Esto es un sínodo lindo. Hay que acompañar y animar para que un grupo de jóvenes se consoliden y para que salgan al encuentro de los demás. Los jóvenes necesitan nuestra presencia y de un espacio en la Iglesia y en las sociedades?.

La misión que incentivó el Papa registró muchos rostros emocionados, que se acercaron al pie de la cruz a enaltecer el nombre de Jesús.

"Es una cruz que trae la bendición del papa Francisco y que va a bendecir a mucha gente y seguro a nuestra diócesis también", concluyó Bokalic.

Quien también se emocionó con semejante visita es el padre Luis Cruz. "El calor de enero no para a los jóvenes. Ellos están. Y uno ha podido descubrir estos dos días que están con un gran entusiasmo y ganas de trabajar; entonces, hay que proponer actividades para que ellos puedan realizarla en nuestra diócesis", manifestó.

Acompañando a los fieles en la adoración de la cruz en el templo, el presbítero reflexionó y encendió la llama de la esperanza en las nuevas generaciones: "Tenemos jóvenes y muy comprometidos, muy líderes y eso hay que aprovecharlo. La cruz ha ayudado a mirar nuevamente el corazón de ellos y donde uno renueva la esperanza y decir: Vale la pena trabajar por ellos?", finalizó.

Coment� la nota