‘No confundan a los extremistas con los musulmanes’

‘No confundan a los extremistas con los musulmanes’

La familia de Ahmed Merabet, agente de policía que perdió la vida el miércoles por los asaltantes a la revista satírica ‘Charlie Hebdo’ en París (capital francesa), hizo un llamamiento para que la gente no confunda a los “extremistas” con los “musulmanes”. 

En una rueda de prensa ofrecida el sábado desde París, Malek Merabet, el hermano del policía asesinado, pidió a todos mantenerse alejados de los ataques de venganza y ejercitar la tolerancia.

“Mi hermano era musulmán y fue asesinado por dos terroristas, por dos falsos musulmanes”, afirmó Malek haciendo hincapié en que el “Islam, es una religión de paz y amor”.

Además, subrayó que Francia está en guerra con el extremismo y no con el Islam, por lo que arremetió contra todos aquellos que estigmatizan a los seguidores de una religión por los crímenes de unos terroristas.

“Me dirijo ahora a todos los racistas, islamófobos y antisemitas. No se debe confundir a los extremistas con los musulmanes. Los locos no tienen color ni religión”, agregó Malek.

Este domingo, cientos de personas se congregaron en la localidad de Livry-Gargan, a unos kilómetros de París, para rendir homenaje a Ahmed, donde la multitud mantuvo un respetuoso minuto de silencio y llevó pancartas en las que se leía: “Yo soy Ahmed”.

Un horrible video recién difundido muestra cómo uno de los atacantes a ‘Charlie Hebdo’ dispara a sangre fría a Ahmed mientras estaba en el suelo herido y suplicando por su vida.

El agente de 42 años de edad, custodiaba el semanario satírico cuando fue sorprendido por los atacantes.

Dos hermanos, Said y Cherif Kouachi, son sospechosos de perpetrar el 7 de enero el ataque contra ‘Charlie Hebdo’, donde al menos 12 personas murieron.

Ambos, fueron abatidos a manos de la policía el pasado 9 de enero en el noreste de París, mientras se encontraban atrincherados con al menos un rehén.

Hasta el momento, tanto el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) como Al-Qaeda han asumido la autoría de los sucesos y han amenazado con nuevos ataques tanto en Francia, como en el Reino Unido y Estados Unidos.

Comentá la nota