La comunidad judía pidió la Justicia

La comunidad judía pidió la Justicia

Frente a la sede la mutual judía, una gran cantidad de personas, entre ellos varios dirigentes políticos, se convocaron para pedir justicia por la muerte del fiscal federal Alberto Nisman. Reclamaron que la Justicia "no mira para otro lado"

El miércoles por la tarde, una multitud participó de la convocatoria que lanzaron la DAIA y la AMIA para manifestar su consternación y preocupación por la misteriosa muerte de Alberto Nisman, el fiscal que llevaba adelante la investigación del atentado de 1994. El acto fue frente a la sede de la mutual judía ubicada en Pasteur 633 y tuvo como objetivo reclamar a las autoridades que se esclarezca el caso.

"Hay enormes dudas sobre la muerte de Nisman", sostuvo el presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky, durante su discurso. Apuntó que no están esclarecidas las causas" del fallecimiento y "eso debe ser un imperativo" para toda la sociedad. "Es muy angustiante vivir en un país donde cualquier hipótesis sea creíble", agregó.

Jmelnitzky sostuvo que el fallecimiento de Nisman "enluta a la causa AMIA" porque "Argentina perdió al fiscal que estaba investigando el atentado más grave de su historia". Y añadió: "Nisman será irreemplazable". La respuesta fue un sonoro aplauso.

Respecto a la denuncia que Nisman hizo la semana pasada sobre un supuesto plan secreto con Irán, dijo que prefieren ser "prudentes" y dejar que sea la Justicia la que trabaje sobre la acusación. De todos modos, exigió que se conserve el cuerpo de colaboradores del fiscal y se lo dote de mayores recursos.

A su turno, el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, incluyó el nombre de Nisman en la lista de las víctimas del atentado. "Su muerte no matará la causa. No vamos a permitir que se mueran nuestras ansias de Justicia", dijo.

En un claro mensaje crítico al oficialismo, recordó que cuando la dirigencia de la comunidad judía fue al Congreso a expresar su opinión sobre el memorándum de entendimiento firmado con Irán no lo hizo "con los tapones de punta", una expresión que usó la diputada Diana Conti para adelantar la postura del FpV sobre lo que sería su actitud ante la presentación frustrada de Nisman.

Schlosser también tuvo palabras para la Justicia. Respaldó el trabajo de los fiscales y advirtió: "A los jueces que van a tomar esta posta: no miren para otro lado. No queremos respuestas, queremos la verdad"

Al acto se acercaron referentes de varios partidos políticos. Mauricio Macri, José Manuel de la Sota, Francisco de Narváez, Julio Cobos, Adrián Pérez, Felipe Solá, el "Momo" Venegas, Patricia Bullrich, Darío Giustozzi, José Ignacio de Mendiguren, Ricardo Alfonsín, Federico Sturzenegger, Ernesto Sanz, Gustavo Posse y Luis Miguel Etchevehere.

Coment� la nota