Comienza en Roma el Sínodo de los obispos

Comienza en Roma el Sínodo de los obispos

Fue convocado por el Papa Francisco y se extenderá hasta el 19 de octubre. Debatirá la postura de la Iglesia ante temas como divorcio, aborto, matrimonio igualitario y anticoncepción.

Desde hoy y hasta el 19 de octubre próximo, se celebrará en el Vaticano la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los obispos católicos, en la que 253 sacerdotes debatirán sobre diferentes temas de importancia según la mirada de la Iglesia Católica, que hasta el momento habían estado excluidos de la agenda de discusión, entre los que se destacan aspectos civiles como la familia, los divorcios, las uniones entre personas del mismo sexo, los métodos anticonceptivos y el aborto.

Según consignó Tiempo Argentino, el Sínodo se realiza luego de que el año pasado el Papa Francisco impulsara una consulta abierta a obispos y fieles de todo el mundo sobre estas temáticas. Ayer, el propio Sumo Pontífice celebró la misa de apertura del Sínodo, en el cual tienen derecho a voto 192 religiosos de los 253 participantes.

Los participantes se reunirán en comisiones con la finalidad de preparar el documento final que se entregará al Papa.

Este Sínodo, la primera asamblea episcopal desde que Jorge Bergoglio fue ungido Papa en marzo de 2013, constituye un hecho histórico para el catolicismo, puesto que es el propio Francisco quien impulsa una serie de reformas en el seno de la institución eclesiástica. Se descuenta que los debates en torno a estas modificaciones estarán marcados por una fuerte resistencia de los obispos más conservadores. En concreto, del Sínodo que arranca hoy emanarán una serie de recomendaciones que serán llevadas al Papa para ser resueltas en octubre de 2015.

Esta III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los obispos católicos contará con la participación de los presidentes de 114 conferencias episcopales de todo el mundo; 13 representantes de las Iglesias orientales; 25 jefes de los ministerios de la Curia vaticana; nueve miembros del consejo ordinario del sínodo; tres representantes de los religiosos y las religiosas reunidos en la Unión de Superiores Generales; 26 personas más nombradas directamente por el Papa; 16 expertos; 38 auditores y ocho personas a quienes se les ha asignado la responsabilidad de "evaluar y profundizar los datos, testimonios y las sugerencias de las iglesias particulares".

Representando a la Argentina estará presente José María Arancedo, el arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). 

El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo, se refirió a la etapa preparatoria y a la consulta que se hizo a las iglesias de todo el mundo, y dijo: “El elevado número de respuestas recibidas se debe, por un lado, a los temas que afectan a la vida de las comunidades, las familias y los individuos; por otro, la amplitud del material recibido es ciertamente índice de la apertura y la libertad con la que se llevó a cabo la consulta”.

Durante la primera semana el debate será sobre todos los temas que incluye la convocatoria, mientras que en la segunda semana los participantes se reunirán en comisiones con la finalidad de preparar el documento final que se entregará al Papa.

Del Código al Sínodo, temas e influencias

Así como la Iglesia Católica no consiguió influir en los artículos del nuevo Código Civil que refieren al divorcio y al matrimonio, sí logró que se modificara en el Senado la redacción del tan polémico artículo 19, que establece que la vida humana comienza desde la concepción.

En el nuevo Código, que entrará en vigencia en 2016, el matrimonio se aggiorna en consonancia con la ley de matrimonio igualitario, aprobada en 2010, eliminando distinciones entre varón y mujer para definir quiénes pueden casarse. Además, se simplifican los trámites de divorcio y se incorpora la figura de "unión convivencial", lo que implica que el concubinato tendrá un estatus legal.

Coment� la nota