Comenzó en el Vaticano un taller sobre narcotráfico con la presencia del juez Daniel Rafecas

Comenzó en el Vaticano un taller sobre narcotráfico con la presencia del juez Daniel Rafecas

El encuentro se enfocará en las consecuencias del abuso de drogas en el cuerpo y el cerebro.

Por Elisabetta Piqué

Con nutrida presencia argentina, comenzó hoy en la Pontificia Academia de Ciencias, en el Vaticano, un taller sobre "Narcóticos: problemas y soluciones para este problema mundial", que culminará mañana con una audiencia con el papa Francisco . Entre los participantes se encuentra el juez federal Daniel Rafecas , cuestionado últimamente por haber archivado la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidentaCristina Kirchner en el caso AMIA.

"Hoy en día, los problemas de abuso de sustancias son de una actualidad innegable,ya que las drogas constituyen uno de los mayores flagelos de nuestro mundo globalizado, a pesar de los cuantiosos recursos empleados en todo el mundo para combatir el tráfico y la producción de estupefacientes", dijo el arzobispo Marcelo Sánchez Sorondo, "canciller" de la Pontificia Academia de Ciencias, al inaugurar el evento junto a la Reina Silvia de Suecia, cofundadora de la Fundación Mundial para la Infancia.

Sánchez Sorondo recordó que la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) estima que en 2013, el año más reciente para el cual hay datos, 246 millones de personas en todo el mundo -es decir, 1 de cada 20 personas entre las edades de 15 y 64 años- utilizaron una droga ilícita, lo que representa un aumento de tres millones de personas respecto al año precedente. "Nuestro taller se enfocará principalmente en el aspecto científico, presentando las consecuencias del abuso de drogas en el cuerpo y el cerebro, así como explorando los posibles usos medicinales de ciertas sustancias para curar enfermedades y trastornos específicos", explicó Sánchez Sorondo. "También se considerarán otros aspectos del tema, como la producción ilícita y relativamente sencilla de ciertas drogas(en ciudades, barrios marginales, y campos); las estrategias para combatir aquellas condiciones que favorecen el uso de drogas; la explotación de los niños en las organizaciones criminales que distribuyen estupefacientes,y los efectos de la legalización de las llamadas drogas blandas en nuestra sociedad", agregó el "canciller", hablando en el aula Magna de la Casina Pío IV, sede la Academia Pontificia de Ciencias, espectacular edificio de arquitectura renacentista enclavado en los Jardines Vaticanos, que en 1561 fue residencia veraniega del papa Pío IV.

Sánchez Sorondo subrayó que, además de los académicos, destacados profesionales, científicos, expertos, médicos, investigadores, "miembros de la sociedad civil y jueces han sido invitados por la Pontificia Academia de las Ciencias para que entre todos examinen y discutan innovadoras soluciones sociopolíticas que puedan resolver las antedichas cuestiones relacionadas con las drogas". "En definitiva, el objetivo es llegar a un consenso sobre la mejor manera de poner fin al tráfico de drogas", afirmó. "En tal sentido, parecería que la inversión en educación, en prevención, en cuidado de la salud, en tratamientos contra las adicciones y, en ciertos casos, en alternativas al encarcelamiento resultaría mucho más eficaz que la simple penalización de las víctimas", concluyó.

Rafecas, que fue invitado como observador, no es el único juez argentino presente. También viajó como relatora la jueza federal de Chaco, Zunilda Niremperger y como participantes, María Romilda Servini de Cubría y Sergio Gabriel Torres, que ya habían participado en la Cumbre Mundial de jueces contra la trata de personas de junio pasado.

Otros relatores argentinos son el legislador porteño y titular de la fundación La Alameda, Gustavo Vera -brazo derecho de Sánchez Sorondo en este tipo de eventos-; el profesor Luis Alberto Ferrari, experto en toxicología y química forense que se desempeñó más de 32 años en la Suprema Corte de Justicia deBuenos Aires , entre otros cargos; monseñor Jorge Lozano, promovido recientemente por el papa Francisco como arzobispo de San Juan de Cuyo y referente eclesiástico de la Pastoral Social, la lucha contra el narcotráfico y el cuidado del medio ambiente; Hector Masoero, uno de los impulsores y fundadores del Observatorio para la Prevención del Narcotráfico de la Argentina (OPRENAR), junto con Jorge Aufiero, el presbítero Guillermo Marcó y Guillermo Marconi, también presentes en el evento; el padre Juan Carlos Molina, que fue titular de la Secretaría de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), durante el kirchnerismo; y Roberto Moro, secretario de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico de la República Argentina .

Entre otros participantes del resto del mundo, se destaca la presencia, mañana, del escritor y periodista italiano Roberto Saviano, autor del best-seller "Gomorra", sobre la camorra, la mafia napolitana; y padre Tonio Dell'Olio, responsable para las relaciones internaciones de Libera, una asociación que combate a las mafias y promueve entre los ciudadanos un fuerte sentido de responsabilidad social a través de diversos proyectos.

Coment� la nota