Chile espera al Papa con la mayor seguridad de su historia

Chile espera al Papa con la mayor seguridad de su historia

Carabineros movilizará 18.000 efectivos para proteger al Papa; será el operativo más grande realizado por el grupo; empezaron a llegar los peregrinos argentinos

En la ciudad de Temuco, corazón de la Araucanía chilena, entrenan por estos días los equipos de Carabineros que escoltarán al papa Francisco durante su paso por esa región. Los grupos especializados de la policía uniformada de Chile, incluyendo los PPI (Protección de Personas Importantes), resguardarán a Jorge Bergoglio a pie, en moto, en carros todoterreno y por aire, con un helicóptero y drones que seguirán siempre el auto papal. Saben que la zona es conflictiva y que ya se anunciaron manifestaciones de comunidades mapuches que rechazan le visita del líder católico.

Parte del entrenamiento consiste en preparación física y en repetir una y otra vez los recorridos que harán el papamóvil, la caravana de más de 24 vehículos y la ambulancia que escoltará los trayectos. Por ejemplo, en Temuco habrá dos drones y cuatro helicópteros que llevarán una posta para no dejar nunca solo al vehículo que transportará al Papa. Otros tres helicópteros vigilarán las zonas aledañas.

Aladino Alfaro, jefe de zona de Santiago Este de Carabineros, dijo que movilizarán en total 18.000 efectivos (9500 en Santiago) y que será el operativo más grande de seguridad en la historia de la institución. Cada policía tendrá que llevar en un lugar visible una piocha distintiva de la visita.

Alfaro agregó que al menos en la capital no hay ninguna protesta autorizada y que, en caso de producirse, tendrán que actuar. Sobre la posibilidad de que piqueteros argentinos tengan la posibilidad de acercarse al Papa, el subsecretario Mahmud Aleuy, encargado de la seguridad interior de Chile, aseguró que se contactaron con las diócesis en la Argentina y que les "informaron que si bien allá tienen una categoría, en Chile se comportarán y no habrá dificultades".

Mientras los carabineros entrenan en Temuco, en Santiago empezaron a llegar los primeros peregrinos que van exclusivamente a ver a Francisco. El paso Los Libertadores, el más cercano a la capital chilena, fue reforzado por ese motivo y también porque será el fin de semana en que hay recambio de veraneantes. En el sur, el paso fronterizo Pino Hachado ya registró la entrada de más de 25.000 argentinos y hubo que reforzar el control ante la avalancha de peregrinos.

En el aeropuerto de Santiago también se anunciarán hoy medidas especiales para la hora en que llegue el avión con el jefe del Estado Vaticano el próximo lunes, a las 20.10. Branko Karlezi, subgerente de Comunicaciones de Nuevo Pudahuel, dijo a la nacion que probablemente haya desvíos en el tránsito y mucha congestión, por lo que se recomendará a los viajeros que lleguen con mucha anticipación a tomar sus vuelos de esa noche.

Francisco estará en Chile el 16, 17 y 18 de enero. Su itinerario es Santiago (primer día), Temuco-Santiago (segundo día) e Iquique (tercer día). En cada ciudad se celebrarán misas masivas con más de 400.000 personas. Todas serán en lugres al aire libre. Después continuará viaje al Perú. Aunque todas las actividades eran conocidas,

Ayer hubo novedades en la estricta agenda papal. La principal es que, según el Vaticano, se agregó una reunión en Iquique entre Bergoglio y víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet, algo que no tenía en los planes, pero que sí extrañaban los chilenos y la Iglesia Católica local, porque cuando fue la visita de Juan Pablo II en 1987, él sí se reunió con perseguidos políticos y familiares de detenidos desaparecidos, vio en vivo las protestas y los piquetes y conoció un país que no se mostraba hacia el extranjero. Sobre una posible reunión con víctimas de abusos de la Iglesia Católica en Chile, ayer no hubo un pronunciamiento desde Roma, pero tampoco se descartó.

Mientras unos ruegan por una audiencia o cita, el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) sorprendió al rechazar la cita formal a la que fueron invitados con el Papa en la sede del Gobierno. "Valoramos profundamente la invitación a esta actividad, pero como Movilh no daremos la bienvenida al Papa. Todo lo contrario, protestaremos por su presencia", declaró el presidente de la agrupación, Tamón Gómez.

Comentá la nota