Cardenal marplatense cerca de ser beato por "curar milagrosamente" a intoxicado con purpurina

Cardenal marplatense cerca de ser beato por

El Vaticano estudia la posibilidad de convertir en beato a un cardenal argentino por "curar milagrosamente" a un niño de poco más de un año que se se había intoxicado con purpurina en 2008. Se trata del cardenal Eduardo Pironio que falleció en 1998. La familia del menor intoxicado tenía una estampita con su nombre. El chico se curó y fue dado de alta sin ninguna secuela a pesar de que los médicos aseguraban que si sobrevivía, iba a tener graves secuelas. La historia completa. 

El Vaticano estudia la posibilidad de convertir en beato al cardenal argentino por "curar milagrosamente" a un bebé de poco más de un año que se se había intoxicado con purpurina. La información se conoció este sábado en Roma y Buenos Aires. La causa de beatificación de Pironio se abrió en junio de 2006 en la diócesis de Roma. 

El caso ocurrió en 2008, cuando la familia del bebé marplatense tenía una estampita del cardenal Eduardo Pironio, quien falleció en 1998. Luego recurrir a su oración, el niño mejoró y fue dado de alta sin ninguna secuela a pesar de que los pronósticos médicos habían asegurado que si sobrevivía, iba a tener graves secuelas.

Pironio nació el 3 de diciembre de 1920 y, tras ser obispo de Mar del Plata entre 1972 y 1975, fue a Roma para cumplir funciones en la Congregación de los Institutos de Vida Consagrada. Fue el argentino que más chances tuvo de convertirse en Papa en el cónclave de 1978, que consagró a Juan Pablo II.

En 1984, Eduardo Pironio fue designado Presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, desde cuyo cargo fue uno de los impulsores de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Pironio falleció el 5 de febrero de 1998 en Roma. Sus restos descansan en la basílica de Nuestra Señora de Luján. 

Coment� la nota