Bosnios musulmanes celebran una Navidad islámica

Bosnios musulmanes celebran una Navidad islámica

En este mes, cuando los dos cumpleaños casi coinciden, y cuando las noticias sobre el Islam a menudo se diluyen en tragedia, la generosa acción de los musulmanes bosnios es digna de alabanza

La mayoría de los cristianos -así como muchos no creyentes-, celebran el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre. Sin embargo los cristianos coptos de Egipto, los etíopes, la mayoría de iglesias eslavas y gregorianas ortodoxas y algunos fieles ortodoxos griegos, marcan la festividad el día 7 de enero. Esta diferencia de catorce días refleja las reticencias por parte de ciertas congregaciones ortodoxas hacia el calendario juliano, que fue sustituido por cómputo gregoriano en la mayoría de las sociedades ortodoxas a principios del siglo XX.

Los no musulmanes pueden no ser conscientes de que el Islam honra a los profetas y sabios del judaísmo y del cristianismo, incluyendo a Jesús y Juan el Bautista. María, la madre de Jesús, es considerada por los musulmanes como la más grande de todas las mujeres. Los musulmanes, sin embargo, no creen que Jesús fuese el hijo de Dios o que hubiera sido crucificado. En el Islam, Jesús, conocido como el Profeta Isa, la paz sea con él, se dice que en lugar de morir en la cruz, fue ascendido al cielo en cuerpo y alma. De este modo, los musulmanes creen que Jesús volverá en los últimos días de la humanidad.

En las comunidades musulmanas de los Balcanes, en la frontera entre la cristiandad y las tierras islámicas, las costumbres y vínculos compartidos entre musulmanes y cristianos siguen estando generalizados, a pesar de los horrores acaecidos durante las guerras yugoslavas de los 90. Mientras que los combatientes de Croacia, Bosnia-Herzegovina y Kosovo a menudo pertenecían a diferentes religiones, el derramamiento de sangre de aquellos años no reflejaba rivalidades interreligiosas. Los serbios son casi enteramente ortodoxos; y los croatas en su mayoría son católicos. La guerra de Bosnia enfrentó a musulmanes y católicos. En Kosovo, los musulmanes albaneses constituyen una abrumadora mayoría, pero los católicos albaneses han desempeñado un papel importante en la cultura y la identidad nacional. Las guerras yugoslavas eran sobre el poder político, no teológico. Las costumbres religiosas salvan las diferencias entre las comunidades de los Balcanes, de tal modo que las diferencias son apenas perceptibles para el mundo exterior. Sulltan-Nevruz es una festividad de Asia Central, (iraní y kurda) en la que se celebra el año nuevo, y cae el 21 de marzo del calendario gregoriano. Esta aparece como un día de fiesta en el calendario islámico de Bosnia, pero es conmemorado por albaneses sufíes (Bektashi) como el cumpleaños del Imam Ali, el yerno yerno del profeta Muhammad (saaws).

El día de San Jorge (6 de mayo en el calendario gregoriano) es observado por los musulmanes balcánicos que identifican al santo cristiano como Al-Jidr, un compañero místico de Moisés amado por todos los musulmanes.

El calendario religioso musulmán se denomina Takuim. La mayoría de los musulmanes siguen el calendario hijri (relativo a la hégira del profeta Muhammad), en el que hay una cuenta lunar de los días, de tal modo que hay una diferencia de once días cada año con respecto al calendario solar. Además, en la mayoría de los países musulmanes, la datación se basa en la observación física de la luna. Por estas razones, un el Takuim es elaborado por comités de musulmanes para registrar las horas y fechas de las obligaciones religiosas que van cambiando respecto al otro calendario.

El Takuim bosnio ahora incluye la Navidad ortodoxa, el 7 de enero, designado como "Milad Isa" o "Nacimiento de Jesús". Esto no es un detalle menor, pues las festividades relativas al nacimiento de los profetas son objeto de controversia entre algunos sectores del islam, donde los fundamentalistas lo prohíben de modo tajante como una "innovación inadmisible en la religión". Así, por ejemplo, mientras que el nacimiento de Muhammad es honrado como un día festivo oficial en todos los países de mayoría musulmana y muchos con grandes minorías musulmanas (incluyendo Rusia y la India), se permite, sólo en privado, en Arabia Saudí, lugar de nacimiento de Muhammad saaws, a causa de la desaprobación por parte de clérigos wahabíes saudíes. En cambio, en Egipto y en otras sociedades musulmanas se materializa en eventos públicos alegres.

Los musulmanes bosnios celebran el nacimiento de Muhammad. Es una festividad denominada Mevlud en su idioma (palabra que procede del árabe maulud: nacimiento). En dicho acto, los musulmanes no cantan melodías comparables a los villancicos, pero recitan y leen extensos poemas en alabanza al Profeta del Islam. Consumen un tipo de dulces exclusivos de estas fechas y participan de otras actividades ociosas y de convivencia.

Después de la guerra de Bosnia, el territorio musulmán recibió una avalancha de predicadores wahabís que argumentaban en contra de la celebración del Mevlud de Muhammad saaws. Con argumentos como que era inaceptable porque no se menciona explícitamente en el Corán. Si bien, se encuentra en el hadiz  (o comentarios orales de Muhammad). De hecho, el propio Muhammad celebraba su cumpleaños. De lo contrario, los fanáticos wahabis condenarían el Mevlud como una imitación de las devociones cristianas a Jesús. Mi compañero, un historiador musulmán que reside en Gran Bretaña, Irfan Al-Alawi, defendió en su momento el derecho de los musulmanes de conmemorar el nacimineto de los tres profetas monoteístas principales: Moisés, Jesús y Muhammad -aunque los Judios no celebran ni tienen un día para el nacimiento de Moisés.

A lo largo de la historia islámica, los musulmanes tradicionales se han animado a ofrecer a sus vecinos no musulmanes felicitaciones en sus días santos. En los Balcanes, tanto musulmanes como cristianos hablan de que ellos celebran las fiestas religiosas de los demás, sobre todo en Navidad y Ramazan Bajram, esta última una fiesta de tres días para concluir el mes de ayuno del Ramazan (o Ramadán).

Al incluir tanto el nacimiento de Muhammad, que tuvo lugar en la tarde del 2 de enero, y la de Jesús, el 7 de enero, en su calendario, los bosnios musulmanes han demostrado su aprecio por la tradición común de Abraham. Además, mediante la adopción de la fiesta cristiana ortodoxa en memoria de Jesús, han demostrado buena voluntad hacia sus vecinos serbios. En este mes, cuando los dos cumpleaños casi coinciden, y cuando las noticias sobre el Islam a menudo se diluyen en tragedia, la generosa acción de los musulmanes bosnios es digna de alabanza.

Coment� la nota