Basílica San Francisco: con un acto inauguran parte de la obra

Basílica San Francisco: con un acto inauguran parte de la obra

La obra costó más de $7 millones y demoró un año y medio. El presupuesto original era de $4 millones. Falta aún la restauración del campanario.

Con un acto oficial se inauguró anoche parte de las obras de la Basílica Menor San Francisco. De acuerdo a un comunicado de la Provincia se hizo el encendido de la iluminación ornamental en la fachada y laterales, pero lo cierto es que los trabajos de refacción que ya vienen con demoras aún no terminaron.

Numerosos salteños llegaron hasta Córdoba y Caseros creyendo que podrían admirar la nueva fachada en el edificio completo, pero se dieron con que la obra de refacción por el momento se hizo solo en la fachada de la nave central. En la torre del campanario, los obreros recién colocan los andamios para comenzar la restauración. Así lo confirmó el secretario de Obras Públicas de la provincia, Sergio Zorpudes, quien estimó que aún faltan "alrededor de cuatro meses" para finalizar.

También el arquitecto encargado de la obra, Omar Federico Carpio, reconoció la demora: "La obra estaba estipulada en 365 días, pero llevamos más tiempo y todavía nos falta la torre del campanario. Fue un tiempo estimativo porque en estos edificios tan viejos no sabemos con qué nos vamos a encontrar".

Ayer, después de un año y medio, se sacaron los andamios y se corrió el telón negro que ocultaba la obra de restauración de la segunda iglesia más importante de Salta y el símbolo de la ciudad en el país y el mundo. No obstante, salteños y turistas aprovecharon para fotografiar la renovada fachada de la Basílica Menor, un edificio data de 1674.

Lo que se hizo

Por licitación pública, se realizó el ensanchamiento de la vereda de la calle Caseros y la pintura del contrafrente y el lateral de la iglesia. Por administración, según explicó Carpio, fueron afectados 12 obreros municipales.

Se trabajó sobre el frente, la refacción de la fachada y la restauración del relieve, bajorrelieve y ornamentos de la nave central. "Es un trabajo artesanal y es necesario realizarlo por especialistas", explicó el profesional. Se hizo además toda la iluminación ornamental. Para evitar la humedad basal, Carpio agregó que "hemos colocado un sistema moderno de electroosmosis. Este sistema controla los niveles de humedad a través de aparatos puestos adentro de la iglesia. Si se registran altos niveles el aparato va secando por onda las zonas afectadas. El mismo sistema se puso en la iglesia La Viña". Un dato curioso: Zorpudes dijo que "la obra en su totalidad costó $7 millones", pero el presupuesto original en julio de 2013 era de $3.955.906.

Coment� la nota