Aseguran que en Mar del Plata ya hay más de 200 templos evangélicos

Aseguran que en Mar del Plata ya hay más de 200 templos evangélicos

Están distribuidos en todos los barrios. "En algunos hay hasta cuatro", dijo el pastor Omar Olier. Y explicó que el fenómeno obedece a la renovación del movimiento.

Que el movimiento evangélico crece no es ningún secreto. En Mar del Plata, según estimó el pastor Omar Olier, "hay más de 200 iglesias" y el número se incrementa año a año. "No hay un solo barrio de la ciudad en que no haya una. En algunos hay dos y hasta cuatro", dijo orgulloso.

Las iglesias evangélicas son congregaciones cristianas protestantes que en su doctrina afirman la salvación sólo por medio de la fe en Cristo y la infalibilidad bíblica.

Para Olier, el creciente interés en el movimiento obedece a que la iglesia evangélica se renovó. "Hemos comprado teatros, cines y salones en avenidas principales. Y le damos a la gente una buena programación: está el coro, las distintas bandas, se proyectan las charlas en pantallas, se interactúa en vivo con otras ciudades y hasta se emiten conferencias de otras partes del mundo", cuenta a LA CAPITAL.

El marplatense, a su entender, tiene "una inclinación de fe muy profunda". Los católicos "quieren practicar como antes se practicaba en las parroquias", por eso ahora eligieron "el templo evangélico", donde "ayudan a los pobres, a los huérfanos y a las viudas".

Olier se declara "católico, apostólico y argentino". El templo en que encabeza sus reuniones, la Iglesia Dios es Amor, depende de la Unión de Asambleas de Dios de Argentina. En los grandes eventos llegan a concurrir más de 2.000 personas.

Otro de los motivos por el que más familias se vuelcan al movimiento evangélico es que "ven al pastor como a cualquier otra persona". Olier, por caso, tiene tres hijos. "El que viene acá encuentra un estilo de vida. Vivimos bajo valores, bajo principios y prioridades: primero la familia, segundo el trabajo, y así", explica.

El pastor reconoce que son los más humildes los que eligen la iglesia evangélica, pero enseguida aclara: "El humilde que viene acá consigue un trabajo y lo ayudamos a terminar sus estudios. Tenemos escuela primaria y secundaria. Cuando las mujeres de 40 o 60 años terminan la primaria, se para todo el auditorio para aplaudirlas", comenta.

Lo primero que hace si un chico de una villa pisa su templo, afirma, es instarlo a prosperar. "Pasa a ser un obrero, luego termina sus estudios y tiene un emprendimiento. En el transcurso de cinco a diez años, ese hombre sale de la villa y termina con una casita y un negocio. Tiene un cambio de vida de adentro hacia afuera. La iglesia lleva al individuo a una integración social completa", describe.

Deja en claro, de paso, que los que mantienen la iglesia son empresarios. Y que las familias que van al templo "ofrendan limosnas", que puede ser ropa o comida. ¿El diezmo? "Sólo lo dan quienes se hacen miembros de la iglesia, y para eso hay que estudiar y esperar que la iglesia te acepte". Otra característica diferenciadora es el despojo de la culpa. "Cuando viene la gente se saca esa mochila ?explica Olier?. Porque la salvación no se gana por obras, es gratis, es por fe. Creés en Dios, te arrepentís de tus pecados y te entregás".

Los evangélicos tienen diversas ramas. "Son unas 20 comunidades", detalla Olier. Y afirma que en Mar del Plata "todas tienen sus templos".

El fenómeno también se refleja en el creciente interés de los políticos por acercarse a los pastores. "No hay un año en que no vengan. Y yo llevo a todos los candidatos a las reuniones con los pastores. Pero esta iglesia no es de ningún partido", aclara Olier.

Coment� la nota