Arancedo seguirá al frente de la Iglesia

Arancedo seguirá al frente de la Iglesia

El arzobispo de Santa Fe fue reelegido por la Asamblea Plenaria como presidente de la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina hasta 2017. Será secundado por el arzobispo porteño, el cardenal Mario Poli

Los obispos reunidos en la 108º Asamblea Plenaria en la casa de retiros espirituales El Cenáculo-La Montonera de Pilar ratificaron a José María Arancedo como presidente de la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina para un nuevo período, el comprendido entre 2014 y 2017. En tanto, el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, fue designado como vicepresidente primero del cuerpo.

En la previa, se especulaba con el ingreso de Poli, nombrado por Francisco arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado, en la mesa ejecutiva, ya que Arancedo cumplirá el 26 de octubre de 2015 los 75 años, edad prevista por el Código Canónico para que presente su renuncia como arzobispo de Santa Fe.

Arancedo fue ordenado obispo por Juan Pablo II en 1988 y promovido a arzobispo de Santa Fe en 2003. Será su segundo trienio al frente de la Conferencia Episcopal y es licenciado en teología (UCA) y doctor en derecho canónico (Pontificia Universidad Gregoriana, Roma).

Poli cumplirá 67 años el 29 de noviembre, días después cumplirse 36 años de su ordenación como sacerdote. El año pasado, el papa Francisco lo promovió a arzobispo de Buenos Aires y este año lo nombró cardenal. Hasta ahora, presidía la Comisión de Catequesis y Pastoral Bíblica. Es doctor en teología y profesor de historia eclesiástica y patrología (UCA).

Además los obispos eligieron como vicepresidente segundo al Arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, mientras que el nuevo secretario general será el obispo de Chascomús, monseñor Carlos Humberto Malfa, en reemplazo de Enrique Eguía Seguí, quien no podía ser reelecto por haber cumplido dos períodos en el cargo.

Este año la elección de autoridades tuvo una novedad: fue la primera vez que la Iglesia argentina renovó autoridades bajo el pontificado del papa Francisco.

Los 83 obispos reunidos en Pilar continuarán sesionando hasta el sábado, y alternarán las votaciones de autoridades e integrantes de una veintena de comsiones y consejos episcopales con la discusiones y debates sobre cuestiones pastorales. También, luego de escuchar el reporte de quienes participaron en el sínodo sobre las familias, elegirán a quienes serán los 3 delegados en el sínodo de 2015.

En principio, a diferencia de otros años, no está previsto que de la asamblea surja un documento sobre un tema específico (el año pasado, por ejemplo, los obispos redactaron un documento alertando sobre las consecuencias del avance del consumo de drogas).

Durante el encuentro podría llegar, desde Roma, la confirmación de la participación de Francisco en el Congreso Eucarístico Nacional, que en 2016 se hará en Tucumán. Si bien el papa ha manifestado a quienes lo visitan que le resulta muy difícil confirmar su agenda de viajes para 2016, días atrás el arzobispo de Tucumán Alfredo Zecca afirmó que los próximos días podría conocerse más sobre la visita, teniendo en cuenta los preparativos necesarios para una visita de esa magnitud en una provincia pequeña.

Coment� la nota