Arancedo exhortó a los obispos a trabajar por "el encuentro y la reconcialición" de los argentinos

Arancedo exhortó a los obispos a trabajar por

El presidente de la Conferencia Episcopal dio inicio a la 108° Asamblea Plenaria en Pilar. Hoy votarán la nueva cúpula de la Iglesia para los próximos tres años

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo, exhortó a los obispos a seguir trabajando por "el encuentro y la reconciliación" de los argentinos, al celebrar la misa de apertura de la 108 Asamblea Plenaria que tendrá carácter electivo.

Las elecciones episcopales, las primeras desde que Jorge Bergoglio llegó a la Cátedra de Pedro, se desarrollarán en la casa de retiros El Cenáculo-La Montonera, de Pilar, donde hoy se votará la conducción de la Iglesia.

"Trabajar al servicio del encuentro y la reconciliación de los argentinos es expresión de fidelidad al evangelio de la verdad y la vida, de la justicia y la paz", subrayó el prelado santafesino, que destacó además la importancia del "servicio pastoral". Asimismo llamó a votar con "libertad, disponibilidad y espíritu colegial" para cubrir los cargos en el Episcopado.

En tanto, el secretario general del Episcopado, monseñor Enrique Eguía Seguí, informó que hoy se votará la conformación de la nueva Comisión Ejecutiva, que hoy preside Arancedo e integran el obispo Virginio Bressanelli (Neuquén) y el arzobispo Mario Cargnello, en las vicepresidencias, todos con posibilidades de ser reelectos.

El prelado aclaró, sin embargo, que él no continuará por haber cumplido dos períodos consecutivos de tres años en el cargo.

La elección de la "mesa chica" tendrá como antesala un período de intercambio pastoral por regiones, a fin de llegar a la votación con "un consenso previo" sobre los candidatos. La nueva conducción del Episcopado se definirá por el voto de dos tercios de los 83 obispos con derecho a voto, y en caso de no lograr el porcentual luego de dos escrutinios, se definirá por mayoría simple entre los dos prelados más votados.

En ambientes eclesiásticos se intuye que Arancedo no sería reelecto porque está a sólo un año de presentar su renuncia por cumplir 75 años y se da por hecho que el cardenal Mario Poli, sucesor de Bergoglio en la arquidiócesis de Buenos Aires, ingresará en la mesa ejecutiva como presidente o vicepresidente.

Otro de los nombres a sumarse es el arzobispo Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica Argentina y teólogo de consulta del pontífice. Mientras que Mario Cargnello (Salta) también saldría de la "mesa chica", Virginio Bressanelli (Neuquén) renovaría como vicepresidente.

Durante la asamblea plenaria también se elegirán los presidentes y miembros de las 20 comisiones episcopales y los consejos de Asuntos Económicos y Asuntos Jurídicos. La mayoría de los obispos presidentes de comisiones podrán renovar el cargo por un nuevo trienio, entre ellos Jorge Lozano (Gualeguaychú) en Pastoral Social y Oscar Ojea (San Isidro) en Cáritas.

En tanto, no podrán ser reelectos los arzobispos Héctor Aguer (La Plata) en Educación y Agustín Radrizzani (Mercedes-Luján) en Comunicación Social, además del obispo Joaquín Sucunza (auxiliar de Buenos Aires) en el Consejo Episcopal de Asuntos Económicos.

Coment� la nota