Adrián Werthein, a 24 años del Atentado a la AMIA: “Desafortunadamente, sí hay memoria sin Justicia”

Adrián Werthein, a 24 años del Atentado a la AMIA: “Desafortunadamente, sí hay memoria sin Justicia”

A pocos días de cumplirse el 24º aniversario del ataque terrorista a la mutual que dejó 85 víctimas y más de 200 heridos, el presidente del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Adrián Werthein, quien hace ya un año asumió en el cargo, habló con Vis á Vis acerca del recuerdo que tiene de aquel 18 de julio de 1994, cuando la bomba terrorista explotó en la AMIA

“Hace 6 años aproximadamente que estoy en el Congreso Judío Latinoamericano. Tuve la suerte y el honor de ser asesor especial del ex presidente, Jack Terpins, quien me pidió hace un tiempo que yo lo sucediera a él y le contesté, en su momento, que lo haría con mucho gusto si se daban las condiciones políticas en Argentina como para que un argentino pudiera ser la máxima autoridad del CJL. Esas condiciones políticas cambiaron, Terpins habló conmigo y (Claudio) Epelman fue el jefe de campaña porque había que traducirlo en todos los países. En marzo del año pasado fuimos a la elección en Nueva York y nos votaron 24 países sin ninguna abstención. Esa legitimidad a uno le da mucho entusiasmo y energía para seguir trabajando”, señaló en primera instancia Werthein.

En vísperas a lo que será el 24° aniversario del atentado, el presidente del CJL recordó qué estaba haciendo cuando explotó la bomba: “Estaba en Londres, trabajando en el Banco Mercantil y se acerca el vicepresidente del área internacional de nuestra región y nos dice: “Explotó la comunidad judía en Argentina”  A lo que le respondí “: ¿Cómo explotó? En ese momento no sabíamos si había explotado la AMIA, la DAIA, el Templo o un colegio. En 1994 no teníamos el sistema de comunicaciones que tenemos hoy en día, con los celulares, así que tomé el teléfono del banco y llamé a Buenos Aires para hablar con mi hermano, Leo Werthein, un hombre muy importante de Fundación Tzedaká, y me contó todo lo que había pasado y estaba pasando. Es muy doloroso porque uno desde lejos no sabe quiénes son los que realmente fallecieron, los heridos…uno siente que no puede hacer absolutamente nada desde afuera, quiere hacer…fue muy doloroso”.

Por último, Werthein aseveró que es posible hacer memoria sin Justicia: “Hay infinidad de casos de atentados no esclarecidos pero que, sin embargo, viven en la memoria. Lo que sería realmente importante es que haya Justicia, porque si la hay, si bien no se pueden recuperar los daños que se produjeron en origen, por los menos, hay un restañamiento afectivo y moral, para los deudos de las personas que perdieron a sus seres queridos y que sepan que hubo justicia y los culpables han sido castigados. Desafortunadamente, sí hay memoria sin justicia”.

Comentá la nota