Los abogados católicos piden libertad y justicia en un marco de concordia

Los abogados católicos piden libertad y justicia en un marco de concordia

La Corporación de Abogados Católicos advirtió que “inseguridad, falta de previsión y seguridad jurídica, restricciones en compra de bienes y servicios para la actividad comercial e industrial, inflación, impuestos confiscatorios, pérdida de valor de la moneda, muestran que la libertad está hoy muy comprometida” y (...)

(...) tras recordar “el obrar de bien de quienes nos precedieron y bregaron por una Argentina libre y soberana”, llamó a renovar el compromiso de “ejercer y defender nuestros derechos y avanzar en pos de un porvenir venturoso, donde reinen la libertad y la justicia en un marco de concordia”.

La Corporación de Abogados Católicos advirtió que “inseguridad, falta de previsión y seguridad jurídica, restricciones en compra de bienes y servicios para la actividad comercial e industrial, inflación, impuestos confiscatorios, pérdida de valor de la moneda, muestran que la libertad está hoy muy comprometida”. 

En una declaración de fin de año referida a la vigencia de la libertad, señaló que “el ejercicio de la libertad, exige como presupuesto fundamental, la justicia”. 

“Sin justicia, ya sea por la falta de acceso a la misma, por la demora en impartirla, por la falta de respuesta de las autoridades, por el entorpecimiento del actuar de jueces, fiscales, auditores, policías, o por la privación de la libertad prolongada por un juicio que se eterniza, hay allí abandono, indiferencia, negligencia y desgobierno; y si quienes pueden o deben hacer algo para evitar esta situación no lo hacen, se agrega el sufrimiento de la persona, su familia, amigos y de la sociedad toda”, sostuvo. 

Los abogados católicos insistieron en afirmar que “tolerar estas situaciones compromete como sociedad, por acción u omisión, y nos acerca peligrosamente a admitir el mayor flagelo al Estado de Derecho, la corrupción, pasando nosotros mismos a dejar de ser ciudadanos justos y libres”. 

“Es el pueblo argentino, como único titular de la soberanía nacional, el que tiene la obligación de requerir la actuación responsable de la autoridad y el cumplimiento del deber asumido al servicio de la ciudanía toda y en miras al bien común, y no en beneficio propio o de unos pocos”, recordaron. 

Asimismo citaron lo dicho por el papa Francisco al referirse a la justicia: “Las formas de corrupción que deben perseguirse con la mayor severidad son aquellas que causan graves daños sociales, ya sea en cuestiones económicas y sociales - como ser, graves defraudaciones contra la administración pública o el ejercicio desleal de la administración confiada - como en todo tipo de obstaculización del accionar de la justicia con miras a procurar la impunidad por las fechorías propias o las de terceros”. 

La Corporación consideró que “en estos días previos a la Noche de Paz, es propicio el momento para un llamado a la reflexión, a un examen de conciencia pero especialmente de conciencia ciudadana, y no sólo los abogados católicos, sino todos los argentinos. Es una oportunidad para detenerse junto al pesebre de Belén y mirar a nuestro interior, a nuestro prójimo, y a nuestra sociedad”. 

“Recordando el obrar de bien de quienes nos precedieron y bregaron por una Argentina libre y soberana, renovemos el compromiso de ejercer y defender nuestros derechos y avanzar en pos de un porvenir venturoso, donde reinen la libertad y la justicia en un marco de concordia. Así, la Noche de Paz que se avecina no será sólo una fecha de la cristiandad este diciembre, sino que nos acompañará a todos durante el año próximo. ‘Bienaventurados los que buscan la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios’”. 

La declaración lleva la firma de los doctores Enrique. A. Ramos Mejía y Agustín María Casares, presidente y secretario, respectivamente.

Coment� la nota